Peluqueros, comerciantes, asesores, transportistas y más trabajadores autónomos de diferentes sectores han salido esta mañana las calles de Cartagena para pedir un plan conjunto entre el Gobierno central y regional y frenar el cierre de las pequeñas empresas, que se están viendo “asfixiadas” debido a las consecuencias económicas de la covid-19 y a la falta de actividad.

A las 10.00 horas, una veintena de vehículos partía del polígono residencial de Santa Ana en una caravana reivindicativa que ha recorrido también Los Dolores, la Urbanización Mediterráneo y ha llegado hasta el centro de la ciudad portuaria.

Los manifestantes han parado sus vehículos frente la Asamblea Regional, en señal de protesta ante la falta de ayudas y de consenso entre administraciones políticas.

La caravana reivindicativa, a la altura de la Urbanización Mediterráneo. Urquízar

Desde la asociación de Autónomos Unidos Para Actuar (Aupa) de Cartagena, la peluquera Rebeca Marín, en representación de su colectivo, asegura que lo más importante para los autónomos es “que nos dejen seguir trabajando”, algo que se les complica ante las condiciones actuales y la “falta de ayudas” por parte del Gobierno.

Aupa Cartagena asegura que son muchos los autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios en la ciudad portuaria durante este último año “y los que no, seguimos luchando pero nos falta poco”, insiste la peluquera.

Los autónomos aseguran que han de continuar pagando alquileres y otros gastos fijos como luz, agua y cuotas de autónomo a pesar de la falta de actividad y de ingresos, viéndose abocados a despedir a sus trabajadores.

“Con la que está cayendo, ¿es justo que se nos suba la cuota de autónomo?” se pregunta Enrique Delgado, asesor fiscal y miembro de Aupa. “En vez de ayudarnos, nos están asfixiando”, insiste.

Asimismo, reclaman que es insostenible mantener el IVA al 21% y solicitan al Gobierno central que lo reduzca hasta llegar al 10%. “Eso nos serviría mucho más que cualquier ayuda”, aseguran los autónomos.