22 de septiembre de 2018
22.09.2018
La Opinión de Murcia

Urbanismo

Frenazo a los planes de la alcaldesa en Casco Antiguo

El voto a favor de PSOE y Ciudadanos es insuficiente para aprobar las cuentas de 2017

21.09.2018 | 22:44
Frenazo a los planes de la alcaldesa en Casco Antiguo

El futuro de la sociedad municipal sigue sin concretarse.

La junta de accionistas de la sociedad municipal Casco Antiguo rechazó ayer, con los votos en contra del PP y de Cartagena Sí Se Puede (CTSSP), y la abstención de MC Cartagena, las cuentas de 2017, informaron fuentes municipales. Con esta decisión se ha dado un frenazo a los planes que la alcaldesa Ana Belén Castejón (PSOE) tenía para Casco Antiguo.

La regidora tenía la intención de que la sociedad municipal se convierta en una empresa de vivienda social y que su radio de actuación no solo fuera el centro histórico, sino también los barrios más desfavorecidos del municipio. Por el momento, esta idea del Ejecutivo local sigue en el aire tras este varapalo. Es por eso que la alcaldesa recordó que su voluntad es dar viabilidad y uso a la entidad, así como promover y ampliar la labor social de Casco Antiguo.

El voto a favor del PSOE y de Ciudadanos fue insuficiente para sacar adelante el informe de contabilidad del año pasado. Castejón consideró esto «inexplicable» e «incomprensible» en el caso del PP. Para la regidora, «resulta inaudito que quienes pusieron en marcha la sociedad y dejaron Casco Antiguo hecho un auténtico solar, quienes expropiaron y dejaron a vecinos en la calle, sean los mismos que están intentando bloquear la viabilidad de la empresa, justo en el momento que se ha reducido la deuda de la empresa en más del 50 %. Los vecinos que en su día expropiaron, son los que han reclamando judicialmente y los que en algunos casos están ganando los pleitos en los juzgados, lo que nos obliga a indemnizarlos por decisiones que tomaron gobiernos de los que formaba parte el portavoz del PP, Francisco Espejo».

Respecto a MC, indicó que ha apostado por mantener Casco Antiguo y sin embargo «se ha abstenido en las cuentas» de un año en el que la gestión correspondió a este grupo durante su mandato en el Gobierno local.

Respecto a su propuesta de convertir la sociedad en una empresa municipal de vivienda con marcado carácter social, ha señalado que es «razonable» que una «vez saneadas las cuentas, hay que hacerla viable».

El portavoz del PP, Francisco Espejo, dijo que «el Gobierno local no ha aclarado las dudas de la auditoría externa ratificada por el interventor ni las posibles responsabilidades patrimoniales que pueden recaer sobre los miembros del consejo de administración».

El PP propone convertir Casco Antiguo en una «sociedad más ágil, más rentable y más atractiva para futuros inversores» mediante su adaptación a las nuevas tecnologías y la explotación de las «fuentes de financiación público-privadas».

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Padín, acusó al PP de «rizar el rizo» tras «endeudar hasta las cejas Casco Antiguo y ahora obstaculizar la gestión de la sociedad». También apuntó que los únicos grupos que han sido «coherentes» en su postura sobre esta sociedad desde 2015 fue el suyo apoyándola y CTSSP «atacándola».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook