Los vestidos que lucieron las componentes del grupo Osadía en el Carnaval de Torrevieja no dejaron a nadie indiferente. Con su temática religiosa, usando la representación de la Virgen de la Inmaculada como inspiración, el revuelo fue tal que hasta el vicario de la iglesia de la Inmaculada de Torrevieja, Pedro Payá, reclamó públicamente que el Ayuntamiento o "a quien corresponda" prohibiera la participación de la comparsa. José Antonio Alcántara, director murciano del taller Alcántara Atelier encargado de confeccionar los trajes, explica cómo decidieron centrarse en este tema, sobre todo por estética, y cómo han sido unos carnavales en una época tan dura como la de la pandemia.

¿Qué es Alcántara Atelier?

Nosotros somos un taller artístico que llevamos trabajando para los carnavales 24 años y nos dedicamos a al diseño más enfocado a la fantasía y al espectáculo a través del diseño de espacios escénicos y de vestuario para espectáculos como puede ser teatro, fiestas, carnavales y todo lo relacionado con ese mundo.

¿Cuántos son en el equipo?

Somos un equipo multidisciplinar de siete personas en el que hay desde diseñadores gráficos hasta costureras, modistas, soldadores, etc. Aunque no estamos siempre los siete trabajando, ya que va dependiendo de los encargos que tengamos a la hora de organizarnos en el taller.

¿Cómo surgió la idea estos vestidos para el Carnaval de Torrevieja con una mezcla tan particular?

La idea surge cuando volvimos el año pasado después de la pandemia. Lo pensamos con Andrea, que es quien dirige un poco toda la producción de la comparsa, y surgió la idea de desarrollar una fantasía con la Virgen de la Inmaculada, y a partir de ahí empezamos a hacer el desarrollo estético de ese disfraz.

¿Por qué se eligió la temática de la Virgen?

Se eligió porque la Virgen de la Inmaculada es una advocación muy popular en Torrevieja, e incluso miembros de la propia comparsa pertenecen a la Cofradía de la Inmaculada. Por lo que se ha hecho con mucho respeto e intentando diseñarlo lo mejor posible. No surgió con ninguna pretensión de reivindicar nada, sino desde una perspectiva estética simplemente. Osadía es un grupo que le gusta arriesgar y sacar cosas que no dejan indiferente, pero no con el objetivo de herir sensibilidades ni mucho menos.

Una de las componentes de la comparsa Osadía del Carnaval de Torrevieja Tony Sevilla

¿Cuál ha sido el proceso para estos vestidos?

Nosotros lo primero que hacemos es una reunión donde marcamos la estética que queremos llevar ajustándonos al presupuesto que tenemos. A partir de ahí empezamos un proceso de diseño. Cuando ya tenemos el diseño hecho de cómo va a ser el vestuario se presenta a la comparsa y si es aprobado, se hace el prototipo, que es la parte más complicada, ya que buscamos materiales configurando lo que va a ser la fisonomía ya actual para luego finalizarlos.

"Osadía es un grupo al que le gusta arriesgar; pero no con el objetivo de herir sensibilidades ni mucho menos"

Este año los vestidos han venido cargado de polémica, ¿Que opina de las críticas desde una parte de la Iglesia?

Yo entiendo que todos somos libres de ofendernos con determinadas cosas. Tampoco esperábamos que nos dieran una palmadita en la espalda. No nos sorprende porque ya se ha hecho otras veces y no somos los primeros que hemos hecho esto y ya ha pasado antes como por ejemplo con Beyoncé o Drag Sethlas en Canarias y se ha generado una controversia. Puedo entender la polémica o que no les guste, pero nada más que eso. Lo que no entiendo es que se convierta en una noticia o que se haga viral. Es más noticia que esto se haga noticia que el hecho en sí.

¿Cómo han sido estos carnavales?

Los carnavales este año han sido estupendos. Son los primeros carnavales dentro del entorno ya que en Torrevieja se hace una semana antes que el resto y había mucha ilusión en esta convocatoria después de todos estos años de pandemia y de parón. Ha sido un despliegue alucinante y la acogida en general de la gente ha sido muy positiva tanto en la calle como en los medios a través de las redes sociales, con una acogida buenísima y súper positiva, por esas ganas de salir a disfrutar y que todo vuelva a la normalidad.

¿Como fueron los años de pandemia para empresas que se dedican a este sector?

La pandemia afectó a nuestro taller con mucha dureza porque los primeros meses tuvimos la suerte de que el confinamiento llegó un par de semanas después de la temporada fuerte. Pero fueron unos meses en los que no había espectáculos, no había obras de teatro ni nada con lo que trabajábamos y todo estaba desactivado, por lo que fue un poco duro. Aunque hemos estado ahí remontando gracias a que habíamos diversificado y poco a poco han ido volviendo los trabajadores y a partir del año pasado hemos estado mejorando.