El entrenador de la Selección Española -Luis Enrique- no deja indiferente a nadie, desde que decidió abrirse un canal de Twitch para retransmitir el Mundial de Catar cuenta con 60.000 espectadores de media y medio millón de seguidores se ha posicionado como uno de los rostros más visibles del deporte español, y no solo por su papel fundamental en el destino de La Roja, que hoy se estrenará frente a Costa Rica.

El exfutbolista ha aprovechado para comentar el primer partido de la selección y, en general, qué lectura hace de los primeros días del Mundial, con la sorprendente derrota de Argentina frene a Arabia Saudí y las tablas entre México y Polonia.

Como es habitual en las sesiones de streaming, el contenido se va por otros derroteros, y el asturiano también ha sacado tiempo para comentar en directo algunas curiosidades sobre su rutina diaria, cómo qué es lo que cena.

El entrenador español ha dejado alucinado a todos los fans al contar que se había comido seis huevos, pero que podría haber comido incluso más. En concreto, ha especificado que tres eran cocidos y los otros tres fritos, y que los ha acompañado con una guarnición de verduras, un yogurt y un pequeño capricho: una cerveza que ya es habitual antes de los partidos.

La lección sobre los huevos que España nunca podrá olvidar

Uno de los seguidores de Luis Enrique ha hecho hincapié a través del chat en la cantidad de huevos que había cenado el seleccionador, y este le ha contestado con unas palabras que ya quedan para la historia del deporte: "Es uno de los alimentos con más nutrientes de largo, y si te aseguras de que sean huevos de corral... aunque aquí no lo sé. Espero que aquí haya gallinas pastando, no lo sé. En el desierto no creo que haya muchas gallinas, pero bueno".

También ha explicado que el huevo es "uno de los alimentos con más nutrientes, y si te aseguras de lo que te digo, cómete los que quieras; Nos asustamos por comer huevos, pero luego Petit Suisse ves que alguien se mete seis y se queda tan pancho, pero ves a uno desayunar seis huevos y 'madre mía, cuidado'". Al final, Luis Enrique ha reconocido que es "un poco friki de la alimentación: No me hagáis caso, probarlo vosotros mismos".