Opinando entre lobos

Espíritu navideño

03.01.2016 | 04:00
Espíritu navideño

No, si al final nos vamos a tener que creer eso del ´espíritu de la navidad´ tras ver el último Pleno del ayuntamiento de Cartagena. Un alcalde actuando como lo que es, un señor, pidiendo disculpas por si su comportamiento no hubiese sido el adecuado en un momento puntual. Y el resto de todos los partidos de pie, aplaudiendo. Pues no será este servidor quien le quite el dulzor a la bandeja de dulces navideños de mi héroe Cavite, que componían todos los concejales cartageneros.

Así que feliz año a todos, sin excepciones€, ¿qué€?, no, no estoy de coña. Palabrita del niño Jesús€, feliz año nuevo.

Pero como el 2016 ya ha comenzado y hay que ponerse a trabajar y a escribir, pues comencemos con ganas, que para mañana es tarde. Hoy quiero empezar felicitando al líder de Podemos en la ciudad, Francisco Martínez, que tuvo una excelente intervención en el último pleno, poniendo a caldo a los Concejales del PP, Espejo y Nicolás. Ya era hora de que alguien que no sea Pepe López, viniese a decirles a estos dos expilaristas las cosas bien claras. Paco Martínez, ante la desfachatez política de Nicolás, recriminando un vaya usted a saber de los ambulatorios, tuvo que ponerlo en su sitio recordándole que ha sido el propio Nicolás el que ha estado de responsable de los mismos hasta hace cuatro días y que es el menos apropiado para criticar la situación de hoy. Y es cierto, el concejal y enfermero Nicolás, ha sido durante años el responsable de la sanidad en Cartagena, haciendo bueno el refrán de «en casa de herrero cuchara de palo». Todo lo que tiene de buen enfermero, que es mucho, le falta como político. Bueno lo de Espejo aún es peor, ahora se preocupa por los barrios marginales, esos mismos barrios que en su etapa pilarista casi ni pisó y aún se volvieron más marginales. Pero, ¿es que ya no recuerda que en su mano estuvo que dejasen de serlo?, ¡ay!, su memoria será mala, pero no la de Francisco Martínez de Podemos, que supo recordárselo muy bien. Oye, que sí, que cuando alguien lo hace bien, no hay que callárselo. Felicidades Paco€, ¡chsss!, Martínez€, no nos equivoquemos.

Me gustó mucho Manuel Padín, todo hay que decirlo. Sacó fuera lo que, al parecer no suele sacar pero se ve que sí tiene. Puso inteligencia, coherencia, buena armonía y supo comportarse como debe hacerlo un buen político. La retirada de la reprobación al alcalde y los argumentos para hacerlo fue un gesto muy valorado y si influyó en ello mi último artículo de opinión, me alegro mucho de haber sido copartícipe con él en el buen rollito navideño-municipal. Si esta es la línea de Ciudadanos, si este es el Padín que va a ser a partir de ahora, un político independiente al que no le influyen los peperos expilaristas, si a partir de ahora va a pensar en el bien de los cartageneros mas que en acompañar a los perdedores de la oposición, contará con el reconocimiento de los cartageneros y del mío propio, pues no hay mejor político, ni mejor acción política, que aquella que, sin demagogias ni hipocresias, no entiende de mas color que el que beneficia a todos los ciudadanos. Que Padín haya cogido el buen camino, es motivo de alegría. Felicidades Manolo.

No se ni que decir de los socialistas, porque después de que siguen cayendo en picado en las elecciones, no deben estar para aguantar críticas, por lo que mejor no digo casi nada. Me gusta lo modosita que está mi Ana Belén, se nota que la vicealcaldía la va modelando, porque ¡menuda es ella!, pero claro, también es entendible que la cosa no está para arrimarle leña al fuego, así que prudente y moderada, apoyando, controlando y dejando hacer, a la vez que haciendo algo, espera su turno para ser alcaldesa. Está discretamente bien. Felicidades.
El PP, sin remedio. Será el mas votado pero también es el que más pasado tiene y empecinarse en que no se remueva no es bueno para Espejo. Vamos a ver, ¿Qué tiene que ocultar Paco Espejo de su pasado pilarista?, ¿nada?, pues entonces que no vote en contra de las comisiones de investigación para abrir las ventanas de la gestión de Pilar Barreiro, que apoye cuantas investigaciones se tengan que realizar y que respire de los aires nuevos que hay en el Ayuntamiento, que de los desaguisados que pudieran salir, él no es responsable. Pero si se opone, se corresponsabiliza con la autoritaria gestión de su exjefa€, bueno, que aún lo sigue siendo. ¡Ay!, Paco, cuantos disgustos me das€, ¡pero es que no das ni una!. Felicidades, Paco€, aunque sea por cumplir con el espíritu navideño. Y felicidades a todos ustedes por esa paciencia que demuestran al leerme. Feliz 2016€, ¡oye!, que sí, que visto lo visto€, ya empiezo a creer de verdad en el espíritu de la navidad€, total, para lo que va a durar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine