Infancia

Los colegios acogen durante el curso más de cien actividades fuera del horario lectivo

Numerosas organizaciones y asociaciones hacen uso de los centros para desarrollar iniciativas sobre el refuerzo escolar y el ocio destinadas a niños en situación de riesgo social

13.06.2016 | 04:00
Barriomar: 74 Proyectos educativos con niños y jóvenes ucranianos

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y los escolares cuentan con los dedos de la mano los días que les quedan para ver cómo las aulas cierran sus puertas hasta el mes de septiembre. Pero durante el curso, los colegios públicos del municipio de Murcia no solo abren sus puertas para desarrollar las clases del curso académico, ya que son numerosas asociaciones y organizaciones las que reclaman al Ayuntamiento su uso en horas extraescolares para desarrollar diferentes proyectos e iniciativas.

De hecho, las actividades de refuerzo escolar y ocio promovidas por el área de Derechos Sociales acaparan la mayor parte del tiempo de ocupación de los centros escolares fuera del horario lectivo. En concreto, la concejalía de Educación, Relaciones con Universidades y Patrimonio, que dirige Rafael Gómez, ha concedido este curso que está a punto de acabar 123 autorizaciones de uso de centros, la mayoría destinadas a proyectos con infancia de servicios sociales y el proyecto Caixa Proinfancia y otras ONG (FADE, Liga Española de la Educación y la Cultura Popular), según explican a esta Redacción fuentes municipales.

El objetivo de todas ellas, desarrolladas en horario de tarde, es prevenir la exclusión social de los más jóvenes a través de clases de refuerzo y apoyo escolar, ocio dirigido y, en algunos casos, atención psicológica y ayudas familiares (para compra de audífonos, gafas, etc.).

El Programa de Caixa Proinfancia es el que más centros utiliza, con la intervención de varias asociaciones: Coordinadora de Barrios, Copedeco, Columbares, Fundación Secretariado Gitano y Plena Inclusión Región de Murcia. Estos colectivos trabajan con escolares en situación de pobreza y vulnerabilidad social, «buscando romper la línea de transmisión de la pobreza de padres a hijos y favorecer el pleno potencial y las capacidades de los menores mediante la promoción socioeducativa de los niños, entendiendo que de esta depende, en gran medida, su bienestar futuro», señalan dichas fuentes.

El resto de autorizaciones concedidas por el Ayuntamiento para el uso de los colegios fuera del horario lectivo se ha dado a asociaciones culturales de extranjeros residentes en Murcia para el estudio de su idioma con el fin de convalidar estudios, a asociaciones deportivas para la realización de entrenamientos y para ensayos de danza y música. En estos casos se utilizan los viernes por la tarde, los sábados y/o los domingos.

De esta manera, la Asociación Hispano-China ha aprovechado las instalaciones del centro público Infante Juan Manuel todos los domingos del curso, de diez de la mañana a seis de la tarde, con el objetivo de preservar el idioma chino a los hijos de inmigrantes, ofrecer a los españoles interesados en aprender dicho idioma y dar respuesta a padres y madres de niños chinos adoptados, que desean que sus hijos mantengan lazos con su país de origen.

Asimismo, la Asociación de Ucranianos de la Región de Murcia ha utilizado el colegio Barriomar 74 durante los sábados, de nueve de la mañana a tres del mediodía, para desarrollar proyectos educativos con jóvenes inmigrantes residentes en la Región para «su posterior convalidación de estudios en su país de origen, promover programas dirigidos a colectivos de menores con el fin de lograr su inserción y fomentar los intercambios culturales entre España y Ucrania», según destacan desde el Ayuntamiento.

Otro de los colectivos que hace uso de los centros escolares del municipio sería la Asociación Grupo Scout Gilwell, que durante los sábados por la mañana ha realizado en el colegio San Pablo actividades recreativas de ocio y tiempo libre, con el fin de fomentar entre los más jóvenes hábitos de convivencia, respeto y participación, y promover un ocio saludable proporcionando recursos y enseñando a los niños y niñas cómo ocupar su tiempo libre de forma constructiva. En el mismo colegio, pero los viernes por la tarde, la Asociación Juvenil Deportiva ha utilizado esas instalaciones para sus entrenamientos, igual que sucede con la Asociación Mapania en el colegio San Félix, de Zarandona, los sábados por la mañana, para preparar su participación en la liga de fútbol escolar. Las actividades relacionadas con la música y danza son objeto también de distintas cesiones de colegios públicos del municipio. Así, la Asociación Tuna Distrito usa durante el curso el colegio Mariano Aroca los viernes, de ocho a diez de la noche, para los ensayos musicales de sus actuaciones, mientras que la Banda de Cornetas y Tambores 'Virgen de Loreto' hace lo propio en el patio del colegio Saavedra Fajardo de Algezares. De igual modo, el colegio Federico de Arce acoge al Orfeón Fernández Caballero las tardes de lunes a viernes y las mañanas de los sábados para facilitar sus ensayos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine