Recreación

La liberación del Malecón

El jardín murciano se convirtió en el París nazi de 1944 en la última representación de 'Revive la historia... de cine'

19.10.2015 | 04:00
La liberación del Malecón

Afición por la historia. Cientos de murcianos se acercaron durante todo el fin de semana a las representaciones de la Asociación Códex Bélix, que revivió las grandes batallas de los últimos 25 siglos en las calles de Murcia. Ayer fue el turno de la liberación de París en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

Sonaba música en directo en los jardines del Malecón. Un soldado norteamericano cantaba swing sobre un camión de batalla y bajo el resguardo de la bandera de las barras y estrellas. A su alrededor, combatientes de las fuerzas aliadas bailaban con sus parejas al más puro estilo de los años cuarenta; y, con ellos, curiosos que ayer se acercaron al campamento de Códex Bélix para fotografiarse en coches de la Segunda Guerra Mundial, con armas de la Guerra de Sucesión, o legionarios del Imperio Romano.

Pero 'Revive la historia... de cine', las jornadas que durante este fin de semana han convertido las calles de Murcia en el campo de batalla de las principales guerras de los últimos 25 siglos, no quisieron echar el telón sin un último viaje en el tiempo y el espacio. Concretamente a París, en agosto de 1944.

Soldados alemanes desfilaban por los jardines del Malecón bajo un intenso sol que ayudaba a los espectadores a ponerse en situación de aquel verano francés bajo el dominio del III Reich. «A ver si ganáis hoy», les decía con guasa un soldado de las Naciones Unidas mientras preparaba el vallado.

Cuando todo estuvo listo, un coche con la bandera de la República Española entraba a toda velocidad en la plaza al ritmo que marcaban los disparos de la resistencia francesa. La avanzadilla aliada se atrincheró tras el vehículo y los alemanas usaron los coches de los oficiales nazis como escudo. Pero, poco a poco, las fuerzas del Eje fueron retrocediendo hasta quedar totalmente rodeadas.

Entre el olor a pólvora y el ruido ensordecedor de la ametralladora de los aliados, el general nazi levantaba un pañuelo blanco en señal de rendición, levantando los aplausos de un público entregado ante la detención del Estado Mayor alemán. La liberación de París en el Malecón era un hecho.

Y mientras actores de uno y otro lado levantaban juntos el campamento hasta el año que viene, decenas de niños 'limpiaban' la escena en busca de un recuerdo en forma de casquillo. Un detalle que quizá sea para algunos el comienzo de un nuevo hobby: el estudio de la historia contemporánea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine