Tráfico

Detenido en Lorca por circular en sentido contrario y ebrio

Al ver un control de la policía hizo un giro peligroso y comenzó su circulación temeraria

20.07.2016 | 08:26
El coche retenido por la Guardia Civil

La Guardia Civil de la Región de Murcia interceptó y detuvo, el pasado domingo, día 17 de julio, en la carretera RM-11 (Lorca-Águilas) a la altura del municipio de Lorca, al conductor de un turismo por circular en sentido contrario al establecido y por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, superando en casi el triple la tasa máxima permitida.

Sobre las nueve y media de la noche del día 17 de julio de 2016, una patrulla del Destacamento de Tráfico de Lorca de la Benemérita, que prestaba servicio para garantizar la seguridad vial de los vehículos que, procedentes de las costas aguileñas, retornaban hasta la ciudad de Lorca, observaron como un turismo que circulaba por el paso elevado a la altura del kilómetro 5 de la carretera RM-11 (Lorca-Águilas), vía convencional que consta de dos calzadas separadas para cada sentido, conocida popularmente como autovía de Águilas, al percatarse de la presencia del vehículo policial, dio un giro de 180 grados en la rotonda de acceso a la carretera RM D-12 (La Alcanara – RM-621) y tomó el carril de incorporación de la mencionada carretera RM-11 para incorporarse sentido Lorca pero por la calzada reservada al sentido Águilas.

De inmediato adoptó el dispositivo correspondiente para evitar que el vehículo accediera a la carretera RM-11 en sentido contrario al establecido.

El conductor hizo caso omiso a las señales reiterativas de los agentes para que detuviera su marcha por lo que, al objeto de evitar la colisión con otros usuarios de la vía que circulaban correctamente, la patrulla cortó el tráfico sentido Águilas, que a esas horas de la tarde presentaba una densidad de circulación constante.

Después de un kilómetro de conducción en sentido contrario, en el que otros conductores que circulaban correctamente tuvieron que desviar su trayectoria para evitar una colisión, los guardias civiles lograron interceptar al vehículo huido.

La Guardia Civil identificó a su conductor –varón de 35, de nacionalidad ecuatoriana­– que presentaba claros signos de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas por lo que, tras realizarle las preceptivas pruebas de alcoholemia, arrojó los resultados de 0,63 y 0,67 miligramos de alcohol por litro de aire, en sendos test obligatorios, superando en casi el triple la tasa máxima permitida, que es de 0,25 mg/litro.

Por estos hechos fue detenido como presunto autor de los delitos contra la seguridad vial por conducción temeraria y por hacerlo bajo la influencia de alcohol.

El arrestado, el vehículo que conducía y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia.

El delito de conducción temeraria se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas que van desde la prisión de 6 meses a 2 años y la privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 6 años.

Por otra parte, conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas lleva aparejadas penas alternativas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en todo caso la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine