Tribunales

Confirman la condena a 16 años de cárcel al asesino en El Campello a la exconcejala de Lorca

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana confirma la resolución de la Audiencia provincial de Alicante - El acusado mató a Alicia Zambrana tras golpearla con una banqueta de madera

23.05.2016 | 17:16

La sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha confirmado la condena a 16 años y medio de prisión al hombre que mató a su pareja, una exconcejal del Ayuntamiento de Lorca, al golpearla en la cabeza con una banqueta de madera. Los hechos se produjeron en El Campello (Alicante) en febrero de 2014 cuando ambos pasaban unos días juntos. El hombre se llevó un ordenador y un móvil de la víctima.

La sentencia, conocida este lunes, confirma la sentencia que impuso la Audiencia provincial de Alicante tras un juicio con jurado, y rechaza los recursos presentados por la acusación --que pedía valorar los objetos robados como un delito y no como una falta--, y por la defensa, que solicitaba considerar el hecho como homicidio y no como asesinato.

El condenado argumentaba que el condicionante de alevosía se basaba en "meras conjeturas". Sin embargo, el TSJCV determina que es "indudablemente cierto" que las conclusiones de los forenses son "conjeturas" pero con "sustentación objetiva" al partir de "premisas básicas, fundadas en el análisis de los vestigios hallados en el cadáver".

"La posición en que fue hallado el cadáver, la herida que presenta y, de formar especial, la ausencia de señales defensivas, incluso de naturaleza instintiva les permite llegar a la conclusión que se trató de un golpe contundente y sorpresivo", añade.

En cuanto a la alevosía, la mantiene al afirmar que confluye en el caso un golpe "violento" para asegurar la muerte, que además se efectúa con "contundencia" y con "carácter sorpresivo".

En cuanto al recurso de la acusación particular, la sala remarca que la Audiencia, tras practicar la prueba pericial, no podía dar por acreditado que lo que el hombre se llevó "superara el límite del delito" (400 euros) y por ello lo calificó de falta.

Así, se valoró el ordenador y el móvil robado en 396,33 euros, rondando "el límite entre el delito y la falta" pero tomando en consideración "la propia depreciación del objeto" que es una valoración "puramente subjetiva". El hombre deberá indemnizar a cada uno de los tres hijos de la víctima con 100.000 euros y en 399 euros a sus herederos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine