SsangYong Tivoli, único en su especie

El ´SUV´ compacto de la marca coreana destaca aún más de la competencia por su nuevo motor diésel

09.11.2015 | 19:14
SsangYong Tivoli, único en su especie

Con un plan estratégico de lanzar un nuevo modelo cada año, el fabricante coreano se encuentra en pleno proceso de renovación de la gama. La hoja de ruta es mantener la excelente relación precio-producto de sus modelos, al tiempo que va aumentando la calidad y definiendo su diseño.

Un ejemplo claro de estas acciones es el nuevo Tivoli, un ´SUV´ recién sacado del horno, de 4,20 metros de longitud, que llegó a nuestro mercado en junio con un motor de gasolina. Ahora, SsangYong amplía su gama con una mecánica de gasóleo y la posibilidad del cambio automático de seis marchas, además del manual. El año próximo seguirá sumando opciones con las versiones 4x4, pero el fabricante no se queda ahí, porque la marca actualizará además los ya consagrados Korando, Rexton y Rodius y lanzará otro atractivo ´SUV´ sobre la base del Tivoli: el XLV.

Pero, para no adelantar acontecimientos, nos centramos en nuestro protagonista: el Tivoli y sus opciones.
Ya disponible con motores de gasolina, diésel y GLP (gas licuado de petróleo), el SsangYong Tivoli monta a partir de ahora un nuevo motor de gasóleo de 115 CV sacados de un bloque de 1,6 litros. El par máximo es de 300 Nm entre 1.500 y 2.500 revoluciones y el consumo medio que homologa es de entre 4,3 y 5,9 litros en función del tipo de tracción y cambio.

El otro motor del catálogo parte también de un bloque de 1,6 litros de cubicaje y cuatro cilindros, es de gasolina y rinde 128 CV, con un par máximo de 160 Nm. Esta variante, además de la orientada a funcionar indistintamente con gasolina o con GLP (que rinde la misma potencia), sólo se puede asociar con el cambio manual y tracción 4x2. Por lo tanto, la nueva caja automática de seis marchas se puede configurar únicamente con el nuevo diésel, aportando mayor comodidad de conducción en sus tres modos de funcionamiento: ´Eco´, ´Power´ y ´Winter´.

En cuanto a las posibilidades ´off-road´, un aspecto en el que destaca nuestro modelo (es de los pocos de su segmento tan capaces), la marca dota a las versiones 4x4 de un bloqueo por debajo de 40 km/h en el que los dos trenes giran solidarios para que el vehículo salga de una situación comprometida. Todo esto sin olvidar las cotas de todoterreno, que no están nada mal para ser un coche enfocado al asfalto: una altura libre al suelo de casi 17 cm. y unos voladizos cortos que le permiten presentar unos ángulos de ataque y salida de 20,5 y 28,5 grados, respectivamente.

Por lo demás, el SsangYong sigue siendo un producto muy interesante dentro de los ´SUV´ compactos. En el interior, pese a su tamaño, ofrece un habitáculo muy bien aprovechado desde cualquier punto de vista, con buen espacio para sus ocupantes y un maletero de 423 litros, de lo más grandes de su categoría. Hay tres líneas de dotación, ´Line´, ´Premium´ y ´Limited´. De inicio, el Tivoli monta equipo de audio con conectividad auxiliar y manos libres ´Bluetooth´, siete airbags, arranque en pendiente, testigo de presión de ruedas y ordenador de viaje, entre otros. Subiendo de nivel aparecen el climatizador doble, las llantas de hasta 18 pulgadas, el programador de velocidad, los retrovisores eléctricos, los sensores de lluvia y luces, el navegador con pantalla de 7 pulgadas, el cuero en asientos o la cámara de visión trasera.

Los precios del SsangYong Tivoli arrancan en los 14.650 euros del gasolina 4x2 con acabado Line. El diésel cuesta desde 18.000 euros de la versión 4x2 (20.000 euros el 4x4) y con la caja automática vale desde 21.500 euros. Estos dos últimos son algo más altos, pero hay que tener en cuenta que implican versiones más equipadas y por lo tanto el precio se justifica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine