Don de gentes
Escultor. Hace unos días le regaló un busto a Bunbury con motivo de su concierto en Murcia 

Francano: "Mi hijo es mi mejor escultura"

El escultor autodidacta Francisco José Cánovas (Francano) lleva desde los 17 años viviendo del arte, "o mejor dicho, disfrutando del arte"

03.08.2016 | 22:21
Francano: "Mi hijo es mi mejor escultura"

Me gusta

  • Un color: Azul celeste.
  • Música: Rock en general.
  • Película: Braveheart, de Mel Gibson.
  • Comida: Cocido.
  • Libro: 'El perfume', de Patrick Süskind.
  • Un deseo: El bien para todos.
  • Chiste: – ¿Por qué van Gogh se convirtió en pintor? – Porque no tenía oído para la música.

Cartagena, 1975. Ha hecho esculturas a partir de cuadros de Velázquez o de Goya y hace unos días nació su hijo Daniel, que pesó cuatro kilos; "esa ha sido mi mejor escultura", dice orgulloso. Hace unos días también, le regaló a Bunbury la escultura que aparece en la foto de abajo.

El escultor cartagenero Francisco José Cánovas (Francano) lleva 22 años en el mundo de la escultura. «Estoy en este oficio gracias a los grandes amigos que tengo», resalta. Hace un año lo eligieron entre escultores de toda España para hacer la placa conmemorativa del hotel Westin Palace de Madrid, inaugurado por Alfonso XIII. Un busto suyo de este monarca decora también la suite real del Gran Hotel de Roma. Hace unos días le entregó a Enrique Bunbury un busto del cantante con motivo de su actuación en Murcia; pero su mejor obra, según afirma, es su «hijo Daniel, nacido hace unas semanas, y que pesó cuatro kilos».

¿Qué dijo Enrique Bunbury al ver su busto?
Le gustó muchísimo. Pude entregárselo el jueves de su concierto en el Cuartel de Artillería de Murcia. Nos recibió después de las pruebas de sonido. Hice su retrato por la admiración que siempre le he tenido. Son personas que conoces desde pequeño, escuchas su música y te aportan mucho.

¿Con qué materiales trabajas?
Me gusta mucho la terracota, es muy plástica y se pueden desarrollar muy bien los detalles de la obra, pero también trabajo madera, bronce y piedra.

Me parecen sorprendentes tus esculturas a partir de cuadros.
Me gusta mucho rescatar en tres dimensiones personajes de una obra pictórica. He hecho esculturas a partir de cuadros de Velázquez, de Goya o El Bosco. Es como arrancarlos de los cuadros. Como llevo muchos años copiando retratos, a la larga coges cierto control de las tres dimensiones. También me dejo llevar por la intuición.

¿Quiénes son tus escultores favoritos?
Me gustan mucho Rodin, Francisco Salzillo, Miguel Ángel... Casi todos y muchos más. El amplio espectro de referentes de maestros siempre es positivo para tu obra.

Tienes grandes coleccionistas de tu obra, ¿no?
Estoy en este oficio gracias a los grandes amigos que tengo. La crisis y el arte siempre han estado unidos: son la cara A y la cara B de un artista. La única diferencia es que antes no había tanta competencia. El truco es ser un camaleón y adaptarte a los tipos de demanda. Cuando algo te gusta, apuestas por ello.

¿Tu próximo proyecto?
Llevo 22 años y todavía no me encuentro. Estoy tratando de evolucionar hacia un estilo más concreto, pero, honestamente, creo que no me voy a conformar nunca. Soy muy inquieto y va a ser muy difícil concretar un tipo de escultura. Siempre quiero hacer cosas nuevas. La mente humana es una gran extensión de cultivo. El cerebro es un universo en sí mismo y siempre va cambiando. Nuestra mente es un pequeño universo.

¿Cuál es tu obra favorita y a qué nivel está la escultura en Murcia?
Nunca miro atrás, cada obra que hago me parece la correcta en ese momento. No soy persona de andar por los circuitos artísticos de aquí, pero creo que hay un nivel de gente muy capacitada y buenos artistas.

De puño y letra: "La causa del afecto hacia el arte es equilibrada por el cariño que a lo largo de mi vida siento por la gente que quiero y me apoya".

Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray
Francano es un claro ejemplo de individuo ´introvertido´, no en el sentido de tímido o antisocial (todo lo contrario), sino porque su inspiración y criterio proviene de su propio mundo interior, más que de las referencias culturales y sociales del entorno. Por tal motivo, tanto sus pensamientos como sus instintos se ´demoran´ mucho en su propia interioridad antes de ser expuestos o expresados. Su auto-referencia se encuentra especialmente desarrollada, incluso en comparación con otras personas introvertidas. Su profundidad como ser humano rara vez es evidente para los demás. http://www.consultoresgrafologos.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine