Informe

CC OO alerta de que el tratado de libre comercio con EE UU abaratará los sueldos en la Región

Un informe del sindicato augura que la competencia con los productos estadounidenses hará caer los precios y "erosionará" las condiciones laborales y sociales - La conserva y el vino serían los únicos beneficiados

23.05.2016 | 09:15
Ecologistas de Greenpeace colocan una gran pancarta contra el TTIP en Madrid.

La conserva y el vino son los únicos sectores que saldrían beneficiados en la Región con la aprobación del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea (TTIP), según un estudio realizado por la Federación Agroalimentaria estatal de CC OO. Los datos que el sindicato ha analizado para valorar el impacto del acuerdo en las condiciones laborales de los 100.000 trabajadores de la Región empleados en el campo y en la industria agroalimentaria revelan que supondría «una erosión» y «un abaratamiento», en una comunidad castigada por la crisis que ya ha sufrido un retroceso salarial. En el campo trabajan unos 40.000 jornaleros, mientras que los almacenes y la industria emplean a unos 60.000, que representan el 32% del empleo regional, y el 28% de la  producción, que aporta el 10% de las exportaciones españolas.

El informe recuerda que la producción hortícola aporta entre 2600 y 2.800 millones de euros, a los que se suman 540 millones de los cítricos y 435 de las frutas.

Las conserva alcanza una facturación anual próxima a los 1.860 millones y da empleo a cerca de 7.700 personas, mientras que el sector de cárnicas de porcino factura 1.080 millones y cuenta con unas 1.500 explotaciones. En facturación le siguen vinos, con 150 millones; frutos secos, con 90; y aves, con 46.

El informe elaborado por CC OO parte de un detallado análisis sobre el impacto que tendría en la producción regional y en las condiciones laborales de los trabajadores la aplicación de las cláusulas que Bruselas está negociando con la Administración estadounidense, teniendo en cuenta que «el sistema agroalimentario en Murcia es clave en su economía y en su realidad social». La Federación agroalimentaria inició la recopilación de datos el pasado otoño, a raíz de unas jornadas celebradas en Murcia. Los autores han tenido en cuenta también las opiniones de los empresarios de distintos sectores a los que han entrevistado.

Concluyen que uno de los efectos positivos sería «un abaratamiento en el precio de los alimentos básicos derivados de la leche, pan y harinas, carne y huevos, pero se produciría de modo paralelo una erosión en los salarios y por lo tanto una bajada sistémica de costes y precios que alteraría tanto los ecosistemas como las condiciones de convivencia derivadas de los acuerdos del Estado de derecho y de bienestar».

El análisis de las ventajas y los inconvenientes revela que la puntuación de los factores negativos casi duplica la valoración de los positivos, con 40 puntos negativos frente a 24 positivos, por lo que concluye que «el balance final podría ser beneficioso para los trabajadores y las empresas de la conserva, pero será en conjunto negativo y perjudicial para el desarrollo sostenible de la región de Murcia».

Los productos más beneficiados serían los embutidos, conservas vegetales, zumos, vinos y aceites. «Las previsiones son positivas para las producciones industriales, que verán sensiblemente incrementadas sus posibilidades de exportación y de entrada en el mercado americano con sus productos de 'calidad'. Estas oportunidades son claramente inferiores a los riesgos y arrojan previsiones negativas en materia sociolaboral y ambiental. También se vería perjudicado el subsistema agropecuario y la producción de materias primas», indica.

Recuerda además que EE UU pretende rebajar las exigencias europeas en aspectos como «el bienestar animal, la seguridad alimentaria, las denominaciones de origen y la eficiencia energética. La normativa europea se verá expuesta a una competencia a la baja frente a la estadounidense e, inevitablemente, se verán erosionadas la calidad y seguridad alimentaria, el control legal de residuos de pesticidas, los límites a la modificación genética y el uso de hormonas y productos químicos en la ganadería».

La Federación Agroalimentaria de CC OO advierte de que, sin «las debidas precauciones que se deberían esperar de los negociadores, serían imprescindibles medidas correctoras como la protección de los estándares alimentarios europeos, así como la incorporación de un sistema de información sobre el modo de producción y transformación de los alimentos» y su repercusión en medio ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine