26 de septiembre de 2019
26.09.2019
Innovación

El Hospital de Molina pone en marcha su Unidad de Nutrición Deportiva

La Unidad de Nutrición Deportiva de este hospital ofrece diferentes servicios destinados a dar respuesta a las necesidades de deportistas de alto nivel y de personas que practican deporte como alternativa de ocio

26.09.2019 | 17:49
El Hospital de Molina pone en marcha su Unidad de Nutrición Deportiva

El compromiso con la promoción y prevención de la salud es uno de los ejes en torno a los que gira el Hospital de Molina, que bajo la dirección del dietista-nutricionista Pablo Barcina Pérez ha puesto en marcha su Unidad de Nutrición Deportiva con el fin de dar respuesta a las necesidades de deportistas de alto nivel y de quienes practican deporte de modo recreacional, intentando mejorar tanto su composición corporal como su rendimiento para disfrutar en plenitud de su deporte preferido.

La Unidad de Nutrición Deportiva del Hospital de Molina ofrece servicios como recomposición corporal, incremento de la masa muscular y reducción de la masa grasa; aumento de la flexibilidad metabólica; optimización de la composición corporal en deportistas categorizados por peso; nutrición deportiva especializada y orientada a la mujer; protocolos de hidratación y reposición de electrolitos; implementación de protocolos dietéticos avanzados, como dieta vegana y vegetariana para el deporte, etcétera; diseño personalizado de menús y recetas para el deportista, y pautas para la ingesta de suplementación, en caso de que sea necesaria, entre otros muchos.

Todos los servicios están orientados al perfil del deportista en cada momento, ya sea mediante consulta personal o asesorando a equipos y clubes con carácter más general para diferentes objetivos, en función del tipo de deporte que se practique y las rutas metabólicas principales implicadas a la hora de llevar a cabo el mismo.

Por otra parte, la Unidad de Nutrición Deportiva del Hospital de Molina utiliza la tecnología más avanzada a la hora de determinar la composición corporal a través de Densitometría ósea (DXA), lo que posibilita que se establezca el estado nutricional y los protocolos dietéticos de una manera precisa, realizando al mismo tiempo antropometría y medición por bioimpedancia para poder garantizar los seguimientos adecuados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído