12 de mayo de 2019
12.05.2019
Vida sana

La operación de presbicia, más rápida y cómoda

Los avances en el diseño han permitido el desarrollo de lentes intraoculares que minimizan las complicaciones de esta enfermedad de los ojos

12.05.2019 | 04:00
La operación de presbicia, más rápida y cómoda

La presbicia consiste en una enfermedad de los ojos que comienza a aparecer a los 40 años, llegando a afectar a la práctica totalidad de los pacientes mayores de 50 años. Esta consiste en la dificultad de ver de cerca y se debe a la reducción del poder de acomodación del ojo que provoca disminución de la capacidad para enfocar objetos cercanos.
Esta está relacionada con el cristalino, que es una lente elástica que se encuentra dentro del ojo, detrás de la pupila y cuya elasticidad le permite al ojo cambiar de forma para enfocar a distintas distancias. Con el paso del tiempo, dicha lente se va endureciendo, con la consiguiente pérdida de elasticidad, de tal manera que el punto de enfoque próximo se va alejando progresivamente.

Intervención de 15 minutos

Según los expertos, el láser ha sido muy eficaz para poner fin a los problemas de visión relacionados con la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo pero no conseguía eliminar por completo los problemas de presbicia. Sin embargo, los enormes avances que ha habido en el diseño de lentes intraoculares, han permitido el desarrollo de la lente intraocular multifocal que aporta resultados muy satisfactorios al paciente que quiere poner fin a sus problemas de vista cansada. Durante la gestación también puede ser perjudicial la exposición de la madre a estos agentes. Así, se ha comprobado que puede alterar la población de células inmunitarias del recién nacido y predisponer a los niños a alergias y asma.

Las lentes intraoculares de última generación permiten ser implantadas a través de una microincisión de 1,8 mm, cuando lo habitual suelen ser incisiones de más de 2 - 2'2 mm. Esta incisión supone realizar una cirugía mínimamente invasiva, que altera en menor grado las estructuras internas del ojo con la mejor calidad de visión y hace cicatrizar antes la herida. En consecuencia, se consigue acelerar la recuperación, lo que supone una experiencia muy confortable tanto para el paciente como para el cirujano oftalmológico, aseguran los expertos.

Así, esta cirugía consistirá en la sustitución de ese cristalino endurecido por una lente intraocular multifocal, con la cual se puede corregir no solo la presbicia, sino ciertos grados de miopía o hipermetropía que pudiera padecer el paciente con anterioridad. Esta operación apenas durará 15 minutos, solo precisa de unas gotas anestésicas que dejarán el ojo relajado para, después de una incisión de 1,8 mm, realizar la extracción del cristalino endurecido e introducir la nueva lente. Todo ello sin precisar ningún tipo de sutura.

Consejos tras la cirugía

Después de esta cirugía hay que seguir una serie de consejos fáciles para que la recuperación sea lo mejor posible y no haya consecuencias secundarias.

  • Uso de antibióticos: esto es imprescindible para evitar infecciones posteriores.
  • No realizar grandes esfuerzos físicos: al fin y al cabo, tras una operación hay que seguir unas pautas entre las que está no realizar grandes esfuerzos físicos o levantar gran cantidad de peso. Será mejor para los ojos y la visión tomarse unos días tranquilos.
  • Evitar presionar el ojo: esto es de sentido común.
  • Está permitido leer y ver la televisión: esto no está prohibido salvo que el experto te diga todo lo contrario. Se puede ver la televisión, leer un libro o periódico, maniobrar con el móvil o manejar el ordenador. También se puede salir por la calle pero conviene evitar correr.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook