02 de julio de 2020
02.07.2020
La Opinión de Murcia
Consejos

Consejos para dormir bien cuando hace mucho calor

Cuando a la Región llegan las noches tropicales, conciliar el sueño se hace muy complicado

02.07.2020 | 17:16
Consejos para dormir bien cuando hace mucho calor

Cuando el calor comienza a apretar en la Región de Murcia con la llegada del verano, arranca la odisea para poder conciliar el sueño en muchos hogares. El sudor y el bochorno nocturno son los peores compañeros para lograr dormir placenteramente durante el estío murciano.

Además, el aumento de las temperaturas empeora el descanso de quienes padecen insomnio provocando mayor cansancio durante la jornada. No obstante, existen remedios para que el calor no interrumpa tu sueño:

-Mantener la habitación en penumbra el mayor tiempo posible. Evitar todo lo que puedas que el sol la caliente, para ello, baja la persiana durante las horas centrales del día y cierra las ventanas hasta que el aire sea más fresco. En ese momento ábrelas de tal manera que consigas que circule por las estancias de la casa y la refrigere. 

-Usar un ventilador. Si puedes, situálo cerca de una ventana abierta y pon un recipiente de agua con hielo detrás para que se refresque mejor el ambiente. No lo orientes directamente a tu cuerpo, te refrescará igual si está dirigido a cualquier zona del habitáculo.

-Una ducha templada antes de acostarte. Una ducha o un baño con agua templada pueden ayudarte a descansar. No debes utilizar agua muy fría ni muy caliente porque lo que mejor funciona es la templada. Regúlala antes de aplicarla a tu cuerpo.

-Lávate las manos con agua fría. Aplicarla también en la nuca y las sienes permite a tu centro regulador de temperatura controlar el exceso de calor.

-Dormir en una zona fresca de la casa. Si la situación es extrema y tienes un sótano o terraza que están a buena temperatura, traslada tu dormitorio a ese lugar. No hace falta que hagas una mudanza, con un colchón, una almohada y una manta te llega para pasar una buena noche.

-Usar el aire acondicionado de manera adecuada. No es necesario congelar el ambiente pero sí mantenerlo a una temperatura que te permita descansar. Puedes usar un aparato portátil para reducir el coste energético y refrescar únicamente la zona en la que estás.

-Usar un acumulador de frío. Es una buena opción para quienes viven en casas que no tienen aire acondicionado. 

-Beber algo fresco. El agua es la mejor opción. No es necesario que esté demasiado fría; lo importante es que te refresque e hidrate. Otra opción sería tomar una infusión relajante para evitar los nervios que te genera el no poder dormir.

-Evitar el alcohol. Inicialmente puede dar sueño pero es una ilusión efímera porque te despertarás pronto y muy incómodo. Además, el metabolismo del alcohol genera calor, por lo que se combinan dos factores que te impedirán dormir.

-Cenar ligero y fresco para evitar el aumento de temperatura corporal debido a la metabolización de los alimentos. Una ensalada o un gazpacho son opciones sanas muy adecuadas para dormir fresquito.

-Cambia las sábanas. Otro de los elementos claves para conciliar el sueño son las sábanas. El uso de materiales naturales es el recomendado, ya que son más transpirables que los tejidos hechos con poliéster. En este caso, el algodón sería un material a tener en cuenta a la hora de cambiar las sábanas.

-Desconecta los aparatos eléctricos en tu habitación. Como bien sabrás, los ordenadores portátiles se calientan, por lo que no es recomendable ponérselo encima al irse a dormir o permanecer cerca al usarlo de noche. Por eso, en verano sería mejor idea desconectar del portátil para no pasar calor y poder conciliar el sueño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook