Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

PLAN DE REACTIVACIÓN

Prioridades presupuestarias del Gobierno

Resulta llamativo que en su respuesta a la autopregunta formulada en el Pleno de la Asamblea Regional el pasado miércoles por el portavoz del PP, Joaquín Segado, sobre las prioridades de los Presupuestos Generales de la CARM para 2023, el presidente regional no mencionara la Educación.

Seguramente López Miras no debe considerar prioritaria la ejecución de las inversiones en los centros educativos públicos de la Región que durante sus cinco años de mandato ha dejado aparcadas, pues solo ha cumplido con el 45% de las previstas, ni las que va a dejar de realizar en 2022 (hasta septiembre solo 20% de ejecución).

Tampoco debe López Miras considerar prioritaria la recuperación, después de diez años, de las condiciones laborales del profesorado perdidas en los recortes presupuestarios de 2012; la reducción de la tasa de abandono educativo temprano, la segunda más alta del país (17,3%); el incremento de la tasa de escolarización 0-3 años, la más baja de España (22% en el curso 2022-23) o la contratación de Ayudantes Técnicos Educativos que faltan en colegios e institutos para atender al alumnado con Necesidades Educativas Especiales, a tenor, esto último, de la paralización del proceso para cubrir dichas plazas correspondientes a las ofertas públicas de empleo de 2019, 2020, 2021 y 2022, que acaba ahora de ponerse en marcha.

También hay otras ‘no-prioridades’, como aumentar la dotación de orientadores/as, de profesorado (todavía pesa el recorte de tres mil docentes en 2012), de inversión en comedores escolares o para la extensión de la gratuidad de libros de texto, amén de una inexistente planificación, ausencia de currículums incluida (acaba de publicarse el de Primaria).

No obstante, López Miras quiso dejar claro, eso sí, una vez cumplido con el protocolo de la crítica a Sánchez, que «estos presupuestos se van a centrar en la salud de los murcianos», aunque si el ánimo y el convencimiento con los que lo expresó es reflejo de su intención ya podemos apostar a que no habrá ninguna sorpresa. Más parecía un guiño, desganado, al sector sanitario ante la manifestación prevista para el 18 de diciembre o ante el anuncio de huelga de los médicos de familia.

Vaguedades al margen, no fue capaz de adelantar ningún titular que comprometiera a los próximos presupuestos generales de la CARM para 2023, como por ejemplo: «el 25% del presupuesto de Salud se destinará a la Atención Primaria».

Hubiera sido así de fácil.

Compartir el artículo

stats