El Grupo Municipal Popular ha elevado una queja formal al alcalde de Murcia, José Antonio Serrano tras "el bochorno que amparó ayer en el Pleno al permitir los insultos y faltas de respeto de Mario Gómez contra los concejales del PP", ha indicado este Grupo a través de un comunicado. Los populares exigen la retirada del acta plenaria de todas las expresiones ofensivas que Mario Gómez profirió contra los ediles del PP "con el consentimiento partidista y sectario del socialista Serrano, quien debería haber intervenido para atajar los ataques dada su condición de presidente de la Mesa del Pleno", aducen.

Para el PP, el alcalde mostró una actitud "absolutamente bochornosa y cobijó con su silencio los ataques personales" del primer teniente de alcalde.  También recuerdan que Serrano, tras solicitar que amonestara a Gómez, respondió: “¿y si no quiere retirarlo, qué?”.

Momento en el que ayer los ediles del PP abandonaron el Pleno de Murcia

En ese momento, los concejales populares exigieron un receso a Serrano, "pero éste permaneció impasible", lo que provocó que los ediles del PP abandonaran el Salón de Plenos, volviendo a los pocos minutos, y recibiendo nuevamente ataques de Mario Gómez, "que nuevamente Serrano se negó a atajar ni matizar", indican.

Según los ediles del PP, la actitud indiferente y permisiva mostrada ayer por Serrano "quedó en evidencia si se contrapone con la que mostró la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, del PP, que paró la sesión del Pleno del Ayuntamiento cartagenero después de los insultos que recibió de parte del concejal de Movimiento Ciudadano José López".