14 de noviembre de 2020
14.11.2020
La Opinión de Murcia
Laboral

Los taxis ilegales provocan pérdidas de hasta 3.000 euros al día al sector

El letrado Valentín Fernández presenta un escrito en el Ayuntamiento para denunciar el intrusismo laboral y las amenazas y coacciones que sufren los taxistas por parte de los conductores ilegales

13.11.2020 | 22:04
Los taxis ilegales provocan pérdidas de hasta 3.000 euros al día al sector

En cada esquina de la estación de autobuses de Murcia hay un ´captador´ o ´enlace´. Fuera, en la parte trasera del edificio, se sitúan entre siete u ocho vehículos, todos ellos antiguos, a la espera de transportar a algún pasajero ingenuo que espera pagar menos por un viaje. La problemática de los taxis ilegales en Murcia no ha cesado y el sector denuncia actitudes amenazantes, agresivas e intimidantes de estos conductores que se dedican al transporte ilegal de personas sin estar cualificados, sin pasar las inspecciones técnicas los vehículos, sin contar con seguro obligatorio ni seguro de responsabilidad civil y que carecen de licencia de taxis.

El sector de este transporte público calcula que solo en Murcia, contando todos los puntos calientes donde estos taxistas ilegales ´roban´ clientes, este «intrusismo laboral» provoca pérdidas de hasta 3.000 euros al día. Solo en la estación de autobuses de Murcia estos chóferes sin licencia pueden provocar 1.500 euros al día en pérdidas. Por ello, el letrado Valentín Fernández ha presentado un escrito en el Ayuntamiento de Murcia para que se dé una solución a este problema por el que adelantan que muchos taxistas se están planteando abandonar su trabajo. Lo hace en representación de la Sociedad Cooperativa Radio Taxi Murcia, que representa a 261 taxistas, y a los restantes conductores independientes que trabajan en la ciudad de Murcia.

El sector denuncia que a lo largo de una jornada en la estación de autobuses de Murcia «se puede ver como con descaro, estos individuos esperan dentro de la propia estación la llegada de los autobuses, especialmente aquellos que provienen de trayectos interurbanos, con la única intención de captar clientes». El letrado refiere que los ´captadores´ abordan a los clientes a la salida del transporte y les dirigen a la parte trasera de la estación con la promesa de cobrarles menos.

«Se han dado casos de estafas a los clientes, de robo de maletas, de amenazas a los taxistas cuando intentar alertar a los clientes y de duras coacciones a estos si les graban o denuncian», subraya Fernández. A la estación de autobuses, el abogado añade otros puntos calientes como el aeropuerto de Corvera, la zona de locales de ocio nocturno de las Atalayas, la avenida Mariano Rojas, la oficina Consular de Ecuador, el consulado general de Marruecos en Murcia o la Oficina de Extranjería.

Implicación de la Delegación y la Comunidad

El letrado Valentín Fernández enviará también la denuncia de los taxistas a la Consejería de Fomento, con competencias en Transporte, y la Delegación del Gobierno en Murcia, por resultar el tema un problema de seguridad ciudadana. Pide la implicación de todas las administraciones para atajar un problema al que ahora se le añade el incumplimiento de las limitaciones impuestas por Salud Pública para este tipo de transporte, al reducirse en un 50% el aforo de los taxis. «Son una mafia que operan en la economía sumergida».
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook