31 de mayo de 2019
31.05.2019
Social

Las prostitutas claman en Murcia que "trabajo sexual es trabajo"

Un grupo de personas se concentra en La Glorieta para pedir la derogación de la ordenanza que criminaliza su actividad

31.05.2019 | 13:04
Un momento de la concentración frente al Consistorio.

Algunas ocultaban su rostro con una máscara, debido al estigma que aún pesa sobre la labor que desempeñan: la prostitución. Al grito de "trabajo sexual es trabajo", un grupo de personas se concentraba hoy en La Glorieta de Murcia, frente al Ayuntamiento capitalino, para reivindicar que no están haciendo daño a la sociedad con lo que hacen, libre y voluntariamente. Que la prostitución elegida no tiene nada que ver con la trata. Y que no quieren que se les criminalice un multe por su trabajo.

El Consistorio de Murcia tiene en vigor, desde el año 2013, la ordenanza para luchar contra la prostitución en el municipio. Esta norma pretendía castigar y multar tanto a quier ejercía como tal como a quienes requerían sus servicios. En 2016, la concejala de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, señaló que su equipo de Gobierno estaba a la espera de tener un informe completo sobre los resultados de la ordenanza, así como que "no tendremos ningún inconveniente en revisarla y, cambiarla, si vemos que no ha tenido el efecto deseado de combatir la prostitución".

El Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS) y la plataforma No + Represión respaldaron la concentración, al mediodía. Esta tarde, en la Filmoteca Regional de Murcia, se proyecta el documental Tránsitos, putas en primera persona, un filme de Linda Porn.

CATS apunta que sólo entre 2013 y 2016 se han puesto 144 multas a prostitutas y 54 sanciones a clientes.

El perfil habitual de las trabajadoras sexuales en la Región es, en su mayoría, mujeres con cargas familiares y principalmente inmigrantes, que ejercen en pisos y clubes, siendo la nacionalidad española la tercera más común por detrás de Rumanía y Colombia.

Las trabajadoras del sexo reivindican su derecho a autogestionar su labor. Defienden que ellas no hacen daño a nadie. En la capital murciana hay dos zonas donde los vecinos han pedido muchas veces que se controle la actividad de estas personas en la calle: una es el barrio del Carmen y la otra la Ciudad del Transporte, cerca del supermercado Eroski.

Cabe recordar que la prostitución en España se encuentra en una situación de alegalidad: no es directamente legal, pero tampoco es ilegal, y su ejercicio libre (es decir, cuando una persona decide ejercerlo y quedarse con el beneficio) no está penado ni en la Región de Murcia ni en el resto del territorio nacional. La prostitución libre no está recogida en el Código Penal, que establece con claridad los delitos de prostitución de menores, la prostitución forzada o coaccionada en mayores de edad y el hecho de lucrarse de que otra persona ejerza la prostitución, aunque lo haga voluntariamente, si hay explotación.

Este domingo, 2 de junio, se celebra el Día Internacional de la Trabajadora Sexual, conmemoración que pone el acento en la discriminación de las prostitutas, al tiempo que reivindica una mejora de sus condiciones laborales. La coordinadora Anti Represión ha convocado para ese día, a las 12.00 horas, una concentración frente al Palacio de Justicia de Murcia.

Uno de cada cinco hombres en España admite que ha pagado por servicios sexuales, según un estudio elaborado por la Universidad Pontificia de Comillas, hecho público hace unos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook