Kiosco

La Opinión de Murcia

Política

Cs cumple su amenaza y presenta en Ceutí una moción de censura con el PSOE para echar al PP

La candidata a la Alcaldía, Sonia Almela, será responsable de Economía, mientras que la edil naranja, María Ángeles Martí, volverá a ser primera teniente de alcalde con cinco áreas a su cargo

Concejales del PSOE y la edil de Cs, presentando ayer la moción de censura. L.O.

Pocos dudaban de que Ciudadanos se quedara de brazos cruzados en Ceutí después de ver cómo el PP no le cedía el bastón de mando el pasado mes de mayo, tal y como estaba previsto en el pacto de gobernabilidad firmado en 2019. Y no defraudó. Ayer, la concejala María Ángeles Bravo presentaba junto al PSOE una moción de censura en el Ayuntamiento contra el alcalde popular del municipio, Juan Felipe Cano.

Desde el PSOE reconocen que llevan «mucho tiempo» teniendo conversaciones con la edil naranja, «más intensamente en las últimas semanas». Como explica la candidata socialista a la Alcaldía, Sonia Almela, al final han llegado a un «entendimiento beneficioso para los vecinos, que ya encomendaron a los socialistas la labor de Gobierno en 2019» (son el grupo mayoritario del Consistorio).

Tras el debate de la moción de censura, que será el próximo día 16, Martí Bravo volverá a ser primer teniente de alcalde y se hará con las competencias de Cultura, Turismo, Artesanía, Protocolo e Imagen Institucional. Almela, por su parte, se hará cargo de la cartera de Economía, si bien ha accedido a que la gestión económica de la Corporación sea compartida con Cs. En este sentido, se pondrá en marcha una auditoría integral para conocer cuál es la deuda real del Ayuntamiento y, por otro lado, se auditarán también todos los contratos municipales.

Curiosamente, y según el todavía alcalde de Ceutí, fueron las dudas sobre la legalidad de los contratos firmados por la concejala de Cs los que le empujaron a negarse a cederle el bastón de mando. En concreto, Cano se ampara en un informe de la Intervención municipal que pone el foco en ocho facturas, por un importe global de 4.000 euros, por servicios contratados por Martí Bravo a una empresa propiedad de un familiar de primer grado, cuya legalidad defiende ella y cuya cuantía rebaja a 2.500 euros.

Sobre la deuda del Ayuntamiento, tras romperse el Gobierno local PP-Cs, el partido naranja acusó a los populares de ocultar una deuda de 800.000 euros.

El Grupo Socialista sigue trabajando en el reparto que harán de las áreas de la Corporación municipal, aunque ayer Almela adelantó a esta Redacción que piensa llevar a cabo una reestructuración.

Acuerdo programático

Fuentes de Cs aseguraron ayer que el acuerdo programático con el PSOE para lo que queda de mandato incluye todas las «medidas incumplidas» durante los pasados tres años por el PP.

No obstante, desde el Grupo Socialista indican que ese «primer borrador» ya no está sobre la mesa. «Queremos cumplir un acuerdo de Gobierno real y eso implica que no se puede cumplir en diez meses que tenemos por delante lo que no se ha hecho en tres años», argumentó la propia Sonia Almela, consciente del «escaso margen» con el que cuenta para «exigir al Gobierno regional las inversiones que no se han ejecutado en el municipio durante los últimos años».

Compartir el artículo

stats