Kiosco

La Opinión de Murcia

Medio Ambiente

La Corredera de Lorca contará con toldos este verano para reducir las altas temperaturas

El Ayuntamiento adquiere las lonas después de la finalización del programa europeo para combatir el cambio climático

Operarios retirando los toldos de la calle Corredera a finales de octubre pasado. Pilar Wals

Los toldos volverán a la calle Corredera por cuarto año consecutivo. Las lonas se instalarán en las próximas semanas, después de que el Ayuntamiento las haya adquirido. Durante los tres últimos años el municipio ha participado en una acción piloto dentro del marco del proyecto Life Adaptate que se ha implementado en tres países de la Unión Europea: España, Portugal y Letonia.

El proyecto abarcaba la instalación de toldos y la medición de temperaturas en sol y sombra, una medida de adaptación para combatir el cambio climático, integrada en la estrategia local 2020-2030 que el Ayuntamiento aprobó en el Pleno de junio de 2020 para combatir el cambio climático en el municipio de Lorca (Plan de Acción por el clima y la energía sostenible del municipio de Lorca, Paces).

Tras su conclusión y comprobarse los beneficiosos efectos el Consistorio habría tomado la decisión de adquirirlos para continuar instalándolos. “No pertenecían al proyecto, sino que se alquilaban a una empresa. Nosotros los hemos comprado a un precio razonable, ya que se venían usando desde hace tres años”, reconocía en declaraciones a LA OPINIÓN el concejal de Medio Ambiente, José Luis Ruiz Guillén.

La decisión, admitía, está refrendada por la gran acogida que ha supuesto para los comerciantes, hosteleros y viandantes, que incluso plantearon la posibilidad de ampliar a otros lugares como la calle Alporchones, Pío XII o Álamo.

Ruiz Guillén recordaba que “las mediciones realizadas para conocer el impacto de la sombra proporcionada por los toldos, comprobaron su eficacia para combatir los efectos de fenómenos agravados por el cambio climático, las olas de calor e islas de calor urbano”.

Y destacaba la diferencia de temperatura entre los sensores instalados en una zona soleada y otra de sombra, dando un valor medio de reducción de 5º C, observando, asimismo, una reducción de hasta 9º C en la temperatura ambiente, durante los días con temperaturas máximas por encima de los 40º C. También en suelo se realizaron estas mediciones que arrojaron resultados de una media de entre 10 o 15º C entre las zonas expuestas al sol y las protegidas por los toldos. En el estudio también participaron los lorquinos a través de encuestas en las que pudieron expresar su opinión sobre la importancia del cambio climático.

Este año, por tanto, anunciaba que se volverán a colocar. El montaje podría iniciarse en breve, ya que únicamente hay que utilizar una grúa con brazo articulado, al encontrarse todos los anclajes adheridos a las fachadas.

Compartir el artículo

stats