15 de diciembre de 2020
15.12.2020
La Opinión de Murcia
Sucesos

Roba la tarjeta a su amigo y se gasta 38.000 euros en burdeles

El sospechoso, de Caravaca, hizo la mayoría de los gastos en locales de la provincia de Alicante, para no levantar sospechas

15.12.2020 | 12:45
Un agente, de espaldas.

Usó la tarjeta bancaria de su amigo para pagos en locales de alterne. La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'Pink party', ha esclarecido un delito continuado de estafa cometido contra un vecino de Archivel, en Caravaca de la Cruz, mediante el uso fraudulento de su tarjeta de crédito, ocasionándole unos gastos de más de 38.000 euros, informa el Cuerpo.

La Benemérita ha investigado a un individuo, que mantenía una relación de amistad con la víctima, como presunto autor de un delito continuado de estafa.

La actuación se inició a finales del pasado mes, cuando un vecino de Archivel denunció ante la Guardia Civil la sustracción de 38.700 euros de su cuenta bancaria.

Desde ese momento, los investigadores iniciaron las correspondientes indagaciones para averiguar quién podía encontrarse tras estos hechos, lo que les permitió conocer que, al parecer, mediante el uso fraudulento de una tarjeta bancaria propiedad del denunciante, se habían cargado numerosos gastos, principalmente generados en locales de alterne del Levante español.

Los guardias civiles averiguaron que la persona que se encontraba tras estos expendios tenía en su poder la clave PIN que le permitió utilizar la tarjeta para distintas compras y consumos, así como para realizar extractos en cajeros automáticos de los que llegó a sacar hasta 5.000 euros en un mismo día.

Estos indicios permitieron centrar la investigación en un joven, vecino de Caravaca de la Cruz, del que se averiguó que mantenía un vínculo de amistad con la víctima.

Una vez se conoció su posible implicación en los delitos investigados, la Guardia Civil, gracias a la colaboración ciudadana, localizó un establecimiento público en Caravaca de la Cruz, donde realizó algunas de las compras, si bien, la mayoría de usos ilegítimos los hizo fuera de la provincia para no levantar sospechas.

El análisis de la información obtenida determinó que el sospechoso, habría estado utilizando la tarjeta bancaria de la víctima de forma fraudulenta durante cerca de un mes y medio, hasta que ésta se percató de la elevada suma de dinero que estaba siendo dilapidada en tan breve espacio de tiempo.

Una vez recabados todos los indicios, la Guardia Civil ha culminado la operación 'Pink party', con la localización del sospechoso –varón, de 31 años y vecino de Caravaca de la Cruz– al que le han sido instruidas diligencias como presunto autor de delito continuado de hurto. La persona investigada y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook