30 de junio de 2020
30.06.2020
La Opinión de Murcia
Violencia

Da una paliza a su hija menor en Alhama porque le escondió su "bolsita con un polvo blanco"

La víctima, de 14 años, intentó huir de la casa a la calle y, según ella y testigos, su padre la persiguió, le propinó varios puñetazos y la agarró del cuello

30.06.2020 | 10:15
Agentes de la Policía Local de Alhama de Murcia.

La Policía Local de Alhama de Murcia ha detenido a un sujeto de 50 años de edad, cuya identidad no ha sido facilitada, que presuntamente propinó una paliza a su hija adolescente porque ella le había quitado «una bolsita con un polvo blanco», informan fuentes policiales.

Los hechos tenían lugar pasadas las cinco y media de la tarde, en una domicilio de la localidad, donde se movilizó una patrulla tras tener conocimiento de que se estaba produciendo un episodio violento.

Ahí encontraba la Policía al individuo, que, muy nervioso, decía que él no había pegado a nadie. Algo que no casaba con la versión de testigos presenciales, que manifestaban haber visto cómo el hombre tenía a su hija en el suelo mientras la cogía del cuello y le daba puñetazos.

La víctima, de 14 años, explicó a los agentes que el detonante de la agresión fue que ella escondió «una bolsita con un polvo blanco», que era de su padre, y que ella quería que viese su madre. Ahí empezó una discusión que acababa con la menor corriendo a la calle y su progenitor tras ella, hasta que la alcanzaba y, según víctima y testigos, la agarraba del cuello y comenzaba a darle puñetazos.

Los agentes procedieron al arresto de este individuo, que fue puesto a disposición de la Benemérita, junto con las diligencias practicadas. De ahí, al Juzgado de Guardia de Totana.

Allí, condena por conformidad como responsable de un delito de malos tratos en el ámbito doméstico. Admite lo que hizo y acepta una pena de cuatro meses de prisión, otra de de privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de dos años, lo que comportará, necesariamente, la pérdida de vigencia de la licencia correspondiente; y la pena accesoria de prohibición de aproximación a una distancia no inferior a menos de 500 metros de su víctima, informan fuentes judiciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook