16 de enero de 2020
16.01.2020
Judicial

El acusado del asesinato de Águilas alega que no hay pruebas contra él

David M. M. se enfrenta a penas que suman 19 años y medio de cárcel por matar a Ginés R. M. durante una riña entre dos familias enfrentadas

16.01.2020 | 19:38
Banquillo de los acusados en la Audiencia, hoy.

La defensa del hombre que está acusado de ser el autor material del homicidio cometido en Águilas hace ahora casi tres años ha dicho en la primera sesión del juicio que no existe prueba alguna de que fue el autor material de los navajazos que acabaron con la vida del fallecido, Ginés R. A.

Durante la primera sesión del juicio, que se ha iniciado este jueves en la Audiencia Provincial de Murcia ante un jurado popular, la Fiscalía reclama para este procesado, David M.M., penas que suman 19 años y medio de prisión como autor de un delito de homicidio consumado y otro intentado, mientras que la acusación particular la eleva a 25 años.

Por su parte, el letrado defensor de los hermanos Diego R.L. y Michael R.L., que al mismo tiempo ejerce la acusación en nombre dos de los procesados, hijos de la víctima, ha lamentado que un hecho nimio como era las desavenencias surgidas por la relación existente entre un hijo de cada familia desembocaran en unos hechos tan graves.

Y ha añadido que se demostrará a lo largo de la vista oral que los dos hermanos, a los que se acusa de un delito de lesiones por el que la fiscal del caso reclama siete años y medio de prisión, actuaron en legítima defensa y para defender a su padre.

El letrado defensor de Manuel A.F. y Andoni A.F. ha negado que el primero entregara a David M.M. la navaja con la que se cometió el crimen, y ha añadido que la prueba practicada por especialistas de la Guardia Civil concluye que en la misma no se encontraron "restos de ninguna clase" de él. La vista oral continuará este viernes con la declaración de los cinco acusados.

La fiscalía, representada en este juicio por la fiscal Mercedes Soler, sostiene en su escrito de conclusiones provisionales que los hechos se produjeron el 8 de noviembre de 2017 en la vivienda en la que residía una de estas familias que se hallaban enfrentadas, ubicada en la citada población murciana.

A la misma habrían acudido, presuntamente, el hombre que finalmente resultaría fallecido y varios de sus hijos, entre ellos, los acusados. Tras una discusión con miembros del otro grupo familiar, la disputa fue a más y tuvo como consecuencia más grave el mortal apuñalamiento de la víctima, que contaba 47 años de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook