23 de agosto de 2019
23.08.2019
Ambulancia del Deseo

Bañarse en La Azohía, un último deseo para un niño de 11 meses

La Fundación Ambulancia del Deseo España cumple la ilusión de Encarna de poder ir a la playa con su hijo de 11 meses, el cual sufre una grave dolencia por la que está ingresado en la Arrixaca

23.08.2019 | 13:05
Bañarse en La Azohía, un último deseo para un niño de 11 meses

Encarna, la mamá del pequeño Hugo, tenía mucha ilusión de bañarse con su hijo, de solo 11 meses, en el mar. Lo que ocurre es que el niño sufre una enfermedad crónica que lo mantiene hospitalizado en el Virgen de la Arrixaca de Murcia. Gracias a la Fundación Ambulancia del Deseo España, la familia disfrutó de una jornada preciosa en La Azohía.

«Nos llamaron desde la Arrixaca, fue una pediatra, Eva. Para trasladar al niño había que llevar unas bombas de perfusión y oxígeno», comenta José Manuel Salas, médico de la Gerencia de Urgencias y Emergencias del 061y promotor de la Ambulancia del Deseo. «Con la ayuda de los enfermeros y de los médicos, se pudo cumplir el deseo», manifiesta.

Recogieron en el hospital a la madre y al pequeño y pusieron rumbo al litoral de la Región. En La Azohía esperaba José, el padre del niño, junto a varios parientes, entre ellos los primos de Hugo. «Los metimos en el agua, al niño lo metió su madre en brazos», rememora Salas. «Cuando los sacamos del agua, se quedaron en la playa hasta el atardecer. Les dejamos su espacio», señala.

El médico subraya que «la familia estaba muy feliz», dado que «les parecía algo imposible poder vivir ese momento juntos, pues el niño está muy delicado».

De hecho, «le tuvimos que dar una medicación de rescate durante el deseo», apunta.

Admite que muchos bañistas se sorprendieron de lo que estaban viendo. «La gente se acerca a mirar por desconocimiento, no entiende qué haces con el niño en esta situación en la playa, con el oxígeno y las bombas de perfusión», manifiesta.

El menor vuelve a estar ahora en Cuidados Paliativos Pediátricos. «Nos resulta difícil sacar a la gente del hospital en esta situación tan delicada, pero hay que hacerlo», tiene claro el impulsor de esta iniciativa. Sentencia que, cuando hay una dolencia tan agresiva, «no puedes cambiar el final de la enfermedad, pero sí los últimos días».

Las personas que recurren a él «a pesar de la enfermedad, siempre están sonriendo. Eso te empuja a seguir adelante», destaca José Manuel Salas.

En cuanto a los próximos proyectos de la Fundación Ambulancia del Deseo España, en unas semanas tienen previsto llevar a Ciudad Real a una señora mayor de Valencia. La mujer está enferma y tiene mucha ilusión de pasar una tarde en la casa que se hizo hace muchos años en la población manchega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook