04 de diciembre de 2018
04.12.2018
La Opinión de Murcia
Yecla

Una planta solar pone patas arriba el yacimiento de Los Torrejones

El PSOE pide que se aumente la protección del enclave arqueológico, mientras el PP tilda la petición «de surrealista», al estar ya protegido

03.12.2018 | 22:32
La planta solar se iba a hacer junto al yacimiento.

Ha sido una noticia muy bien recibida por todos los yeclanos pero no ha quedado exenta de debate. La declaración como Bien de Interés Cultural del yacimiento arqueológico de Los Torrejones, en el término municipal de Yecla, ha llevado al PSOE y al equipo de Gobierno del PP a la discusión sobre los límites de protección ante las acciones de terceros.

El Partido Socialista asegura haber paralizado, en la Comisión de Obras, la concesión de una licencia de huerto solar a 600 metros del yacimiento de Los Torrejones. El motivo, argumentan desde la formación política, es la necesidad de un informe del técnico de Cultura que analice el grado de amenaza que supone la construcción de unas instalaciones como esas cerca de un lugar con valor arqueológico. Mientras ese informe se está realizando, el PSOE ha pedido al Gobierno Local la creación de «un marco de protección que evite acciones de terceros que puedan poner en peligro la riqueza arqueológica de Los Torrejones». Es esta petición la que ha levantado ampollas en el equipo de Gobierno que, a través de su concejal de Cultura, Jesús Verdú, ha respondido con contundencia.

«Surrealista» es el adjetivo con el que Verdú ha definido la petición del PSOE. El edil de Cultura ha acusado a los socialistas de querer aparentar ser «los defensores» del yacimiento en cuanto a que el hecho de haber sido declarado como Bien de Interés Cultural con categoría de yacimiento arqueológico, ya dota de una protección al terreno, tanto al ya excavado como otras áreas donde haya posibilidad de encontrar más restos. Y no solo eso.

Proyecto paralizado

El edil, sosteniendo un plano donde especificaba las zonas de protección activadas alrededor del yacimiento, ha mostrado que la construcción de la planta fotovoltaica que había paralizado el Grupo Socialista quedaría, inicialmente, fuera del área de protección, aunque lindando con ella. Añadió, además, que cualquier movimiento en los terrenos aledaños al yacimiento deben ser antes estudiados y aceptados por Cultura, siempre y cuando no suponga un riesgo para el valor arqueológico de la zona. A la espera de la emisión de ese informe, los socialistas defienden la protección total de una zona que es «joya de nuestro patrimonio y que, a buen seguro, todavía nos reserva grandes descubrimientos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook