28 de noviembre de 2018
28.11.2018
Obras

Los badenes de las calles de Molina tienen los días contados

El Pleno aprueba que se realice un estudio para eliminar los 300 reductores de velocidad que hay en la localidad

27.11.2018 | 19:50

Se reacondicionará el parque infantil de El Fenazar para evitar accidentes en los niños.

El Pleno de Molina de Segura aprobó realizar un estudio para eliminar los reductores de velocidad o badenes en las vías y carreteras del municipio, así como el reacondicionamiento del parque infantil y biosaludable de la pedanía de El Fenazar, entre otras medidas. Respecto al estudio de la eliminación de los reductores de velocidad, moción presentada por el Partido Popular y que se aprobó por unanimidad de los concejales, se pedía quitar los resaltos o badenes de la carretera, ya que, según los populares, pueden ser los principales obstáculos para los vehículos de emergencias, especialmente en los sanitarios, y pueden ocasionar daños irreversibles para los pacientes que van en ambulancia.

La concejala de Vía Pública, Fuensanta Martínez, indicó que iba a apoyar la propuesta, y señaló que lo más coherente sería que el Consejo de Salud, así como los servicios de emergencias, como sanitarios, policías o bomberos, estudiaran la propuesta para realizar una Mesa de Trabajo más participativa. Según Martínez, en el municipio de Molina existen unos 300 reductores de velocidad, lo que el coste para quitarlos sería muy elevado.

Tras un debate, los ediles llegaron a un acuerdo después de admitir que Molina está «demasiado señalizada», aunque también habría que contar con los vecinos para este tema. Alberto Aguilar, concejal no adscrito, respaldó la moción poniendo como ejemplo a San Javier, que desde hace años eliminó estos badenes y, según él, «no ha aumentado la inseguridad vial».

Respecto al parque de El Fenazar, Sandra Zanuy, en representación de las madres y padres de los niños, tomó la palabra para denunciar la «precaria situación del parque», donde no hay bancos, ni papeleras y los columpios están derribados y el caucho levantado, haciendo que los niños que juegan en el espacio se claven astillas e incluso sufran heridas».

También quiso poner en conocimiento de la Corporación Municipal que los niños, para jugar al fútbol o hacer deporte, tienen que saltar la valla del colegio para jugar en la pista, aunque también exigió una red para que los balones chutados que se marchan fuera del colegio« no vayan a parar a un barranco».

La concejala de Vía Pública, Fuensanta Martínez, dijo tras escuchar a esta madre que este problema lo ocasionó el PP al dejar jardines y espacios abandonados durante su mandato y aseguró que el Gobierno actual «ha puesto dos millones de euros a mejorar varias zonas, incluida esta», y prometió que en menos de un mes comenzarían a realizarse las obras de acondicionamiento y vallado del parque. El concejal de Movilidad, Antonio López, aseguró que ya se están recubriendo más de 40 en el casco urbano, como en la Plaza de la Cruz o en la Plaza del Casino.

Contra la violencia de género

Además, el Pleno, que comenzó con un minuto de silencio por el asesinato de una mujer en Monzón (Huesca) aprobó también con el pleno de votos a favor una moción conjunta sobre violencia de género, con el objetivo de sensibilizar y acabar con esta «lacra», tal y como reconocieron los concejales. Participó María Magdalena Ponce, en representación de todas las asociaciones de mujeres de Molina, para leer el manifiesto en contra de la violencia machista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook