13 de octubre de 2018
13.10.2018
Los Alcázares

El sabor de 35 años preparando caldero a la orilla del Mar Menor

12.10.2018 | 19:44
El sabor de 35 años preparando caldero a la orilla del Mar Menor
El sabor de 35 años preparando caldero a la orilla del Mar Menor

Ya de buena mañana, las playas del municipio costero de Los Alcázares bullían de actividad en el día de ayer. Cientos de peñas habían cogido sitio frente al mar para celebrar el día del caldero, una jornada muy esperada por vecinos y turistas que asisten a estas fiestas cada año.

Mariano Conesa, presidente de la peña El Ajo, comenta que desde que se inició esta tradición viene con su familia a disfrutar de este gran día. También decía que es su fiesta favorita en el municipio y que «somos unos 60 aproximadamente en la peña». «Lo que más me gusta es la reunión con los amigos, el ambiente», señala, a lo que añade que «el arroz aquí al lado del mar, sabe mucho mejor».

Los vecinos de la localidad se encuentran en plena celebración de su semana festiva, una semana que rememora la independencia del municipio de Los Alcázares y su separación del Ayuntamiento de Torre Pacheco y San Javier, una victoria conseguida un día 13 de octubre del año 1983.

A partir de ese momento, hace ya 35 años, se celebra esta semana de fiestas y concretamente este día entre tenderetes, música, alegría y buena comida.

Comenzaba la jornada sobre las diez de la mañana, amenizada musicalmente por charangas y batucadas a lo largo del paseo marítimo. Decenas de familias ya se encontraban por los alrededores disfrutando del buen tiempo e incluso dándose algún chapuzón, ya que lucía el sol y la temperatura era la propia de un día de pleno verano. Siendo octubre.

En las playas, las peñas ya comenzaban a preparar los ingredientes para los calderos que más tarde degustarían cientos de personas. A partir de mediodía ya estaba todo a punto y empezaban a cocinarse los ingredientes del plato protagonista de este día tan señalado, del que vecinos de toda la Región, y de fuera, disfrutaron.

Este símbolo de libertad, en forma de suculento plato de arroz con pescado, es preparado cada año por las peñas y familias, que siguen esta tradición alcazareña y que la transmiten de generación en generación.

José Manuel Ruiz, un vecino de la localidad, afirmaba que «es un día para disfrutar con los amigos y la familia», así como que «los más jóvenes ya quieren aprender a hacer caldero, es importante guardar las tradiciones».

Además, contaba, orgulloso, las claves para hacer un buen caldero, tal y como lo hacían los pescadores a la orilla del mar. «Lo más importante es un buen pescado del Mar Menor: raya, mújol y dorada, unas buenas ñoras y un buen caldo en el que echar el arroz», destaca. «Así es como lo hacían los pescadores con el pescado que les sobraba de la faena», hace hincapié.

Otra vecina dijo que toda su familia asiste siempre a esta celebración, pues «no nos la queremos perder ningún año, es un símbolo de Los Alcázares». Un símbolo que atrae a gran cantidad de público, ya que no sólo los vecinos se acercaron a disfrutar de este día tan señalado, también turistas y vecinos de pueblos cercanos, se sumaron a la gran celebración, una fiesta que cada año acumula más y más visitas. Porque, según fuentes municipales, «es un evento con gran popularidad y afluencia de público y vienen de Murcia, San Javier, San Pedro del Pinatar?» Como no puede ser de otra forma, a disfrutar de la jornada y de un buen caldero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook