24 de septiembre de 2014
24.09.2014
Calasparra

La feria taurina arroja unas pérdidas de 30.000 euros

24.09.2014 | 10:17

La feria taurina de Calasparra 2014, que incluye el festejo del Día de los Santos y las novilladas de la Espiga de Oro y de la Espiga de Plata, se ha cerrado con unas pérdidas de 30.000 euros, según los datos hechos públicos por la comisión organizadora de los festejos.

Esas cifras, que han sido colgadas en la página web del ayuntamiento de Calasparra, indican que la tradicional novillada del Día de los Santos Patronos de la localidad registraron un déficit de 9.700 euros.

Por su parte, la novillada sin picadores del certamen Espiga de Plata y los cinco festejos con caballos de la Espiga de Oro tuvieron unas pérdidas de 20.500 de euros.

El alcalde de Calasparra y presidente de la comisión taurina organizadora de los festejos, Jesús Navarro, ha lamentado que la afluencia de público no fuera la deseada, por lo que ha sido inevitable el déficit registrado.

No obstante, ha apuntado la afluencia de aficionados en los encierros que se celebraron con motivo de las ferias Espiga de Plata y Espiga de Oro y su repercusión en las ventas del comercio local.

Navarro también ha apuntado a la crisis económica como una de las causas del poco público que acudió al coso taurino de la localidad para presenciar las novilladas.

Esta era el segundo año en el que la comisión se encargaba de organizar los festejos taurinos de la población, ya que en 2013 también asumió esa función, registrándose entonces unas pérdidas de 20.000 euros.

De la comisión forman parte también representantes de los partidos políticos, de las asociaciones taurinas y del mundo empresarial, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook