10 de julio de 2012
10.07.2012
Mula

Herido de bala un soldado de Mula en un ataque en Afganistán

El caballero legionario paracaidista Javier Párraga Rubio, de 20 años, recibió un disparo en el costado izquierdo durante una maniobra conjunta con el ejército afgano

10.07.2012 | 06:00
Javier Párraga en su jura de bandera.

Un soldado de Mula, el caballero legionario paracaidista Javier Párraga Rubio, de 20 años de edad, resultó ayer herido por un disparo de bala a 4 kilómetros al noroeste de Mogur, en la provincia de Badghis (Afganistán), tras un enfrentamiento entre una patrulla de reconocimiento que operaba en la zona y un grupo de rebeldes.

Los hechos sucedían en la mañana de ayer cuando una patrulla, integrada por efectivos del ejército nacional afgano y efectivos españoles de tropas paracaidistas y de los equipos de mentorización, enlace y asesoramiento militar de apoyo al combate, realizaban una acción conjunta al noroeste de Mogur para asegurar la libertad de movimientos en la ruta ´Opal´ y fueron hostigados por disparos de arma ligera.

Una de las balas hería en el costado izquierdo al joven muleño, quien fue evacuado en helicóptero al hospital Role 2 de Bala Murghab, donde fue intervenido quirúrgicamente. El pronóstico es favorable ya que la bala no ha afectado a ningún órgano vital. Durante la tarde de ayer, Javier Párraga fue trasladado a Heart y está previsto que llegue a España antes del jueves de esta misma semana donde podría ser intervenido de nuevo.

El soldado pertenece a la Bandera Ligera Paracaidista ´Ortiz de Zárate III´ con sede en el acuartelamiento de Santa Bárbara en Javalí Nuevo (Murcia). Ésta era su primera misión internacional y llevaba en Afganistán desde el pasado 4 de junio. Aunque su interés por el ejército era relativamente reciente, el muleño siempre había tenido claro que su futuro profesional estaría ligado a las fuerzas de seguridad ya que, según explican familiares del joven, al terminar el Bachillerato quería estudiar Criminología y, al no conseguir la nota necesaria, optó por formar parte de la Brigada Paracaidista con la intención clara de participar en misiones en el extranjero.

La familia del soldado estuvo durante toda la jornada, desde que se conocieran los hechos, en contacto directo con el ministerio del Interior y la base de Javalí Nuevo a la espera de recibir noticias sobre el estado del joven y su próximo traslado a España. Sus padres, muy conocidos en el pueblo ya que gestionan una empresa de pintura, pudieron incluso intercambiar unas palabras con su hijo telefónicamente.

Según explican los familiares, que ayer se encontraban reunidos en la casa de los abuelos del joven a la espera de nuevas noticias, «todos nos encontramos mucho más tranquilos después de que hayamos podido hablar con él, aunque la espera es muy larga hasta que realmente pueda estar de nuevo en España».

Desde la Comunidad Autónoma también se han interesado por la situación del militar muleño, de la mano del consejero de Presidencia, Manuel Campos, que ha mantenido un contacto continuo con el ministerio de Defensa.

La Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra lleva en Afganistán desde 2002 y está prevista su retirada en 2014.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook