21 de agosto de 2020
21.08.2020
La Opinión de Murcia
Rusia

Los médicos rusos dicen que Navalni no fue envenenado

El opositor experimenta cierta mejoría, pero "no se puede estabilizar claramente su situación"

21.08.2020 | 10:08
Alexei Navalni.

El subdirector del Hospital de Urgencias Nº 1 de Omsk (Siberia), Anatoli Kalinichenko, afirmó este viernes que no hay rastros de veneno en los análisis del líder opositor ruso Alexéi Navalni, que se encuentra ingresado en una unidad de cuidados intensivos de ese centro.

"No se detectaron venenos ni rastros de ellos en los análisis de sangre ni de orina", dijo Kalinichenko, citado por la agencia Interfax. Agregó que los médicos consideran que Navalni no fue envenenado.

Los médicos defienden el principal diagnóstico que barajan respecto a lo ocurrido al opositor ruso, en coma en un hospital de Omsk, que es que haya podido sufrir un "trastorno metabólico", después de haber descartado previamente que su situación sea resultado de un envenenamiento.

"Hoy tenemos varios diagnósticos, el principal, al que más nos inclinamos, es un desequilibrio de carbohidratos, un trastorno metabólico", ha explicado a la prensa el jefe médico del hospital en que está ingresado, Alexander Murajovski. "Esto puede ser causado por una fuerte caída del azúcar en la sangre en el avión, lo que provocó la pérdida del conocimiento", ha añadido, según informa la agencia de noticias Sputnik.

Previamente, el jefe médico adjunto del hospital BSMP-1 de Omsk, Anatoli Kalinichenko, había anunciado que contaban con "un diagnóstico casi completo", que dejaba prácticamente descartada la hipótesis del envenenamiento planteada desde el primer momento por el entorno del opositor.

"El diagnóstico de envenenamiento probablemente sigue en nuestro subconsciente, pero no creemos que el paciente lo haya sufrido", ha afirmado. 

"Hay un diagnóstico, hay complicaciones y un estado que se corresponde con el diagnóstico que hemos realizado. Lamentablemente, no puedo darlo a conocer, pero lo hemos comunicado a la esposa y al hermano de nuestro paciente", ha precisado el responsable médico.

Por su parte, el presidente de la Fundación Anticorrupción (FBK) creada por el opositor, Ivan Zhdanov, había sostenido que la sustancia que se le habría suministrado no es solo peligrosa para Navalni sino también para quienes están a su alrededor. "Todos a su alrededor deben usar trajes protectores", ha contado Zhdanov, citando las palabras de una representante de la Policía de transporte que no quiso aclarar la sustancia alegando "el secreto del sumario".

Cierta mejoría

El estado del líder opositor ruso ha experimentado una "cierta mejoría", pero continúa inestable, informó hoy Alexandr Mujarovski, director del Hospital de Urgencias Nº 1 de la ciudad siberiana de Omsk, donde el político fue ingresado este jueves por un presunto envenenamiento.

"La noche la pasó bien (...), su estado a las 8 de la mañana experimentó cierta mejoría. Pero hasta ahora no podemos conseguir estabilizar claramente su situación", dijo Murajovski en rueda de prensa, citado por la agencia Interfax.

Explicó que por este motivo la junta médica que se celebró este viernes no autorizó el traslado de Navalni, cuyos familiares y compañeros exigen que sea evacuado a Alemania en un avión medicalizado que ya se encuentra en el aeropuerto de Omsk.

"Si el estado del paciente fuera estable, mis especialistas y la junta que reunimos hoy no se hubieran opuesto (al traslado)... No se puede decir que estamos poniendo obstáculos", subrayó el director del hospital.

Murakovski indicó que los médicos rusos que participaron en el concilio "no son peores" que los de la clínica alemana a que se quiere trasladar a Navalni.

Añadió que el dirigente opositor continúa inconsciente y eludió emitir un pronóstico sobre la evolución de su estado.

"No puedo hacer pronósticos", recalcó el director del hospital, que hasta ahora no ha ofrecido ninguna información a la familia de Navalni sobre las causas de su estado.

"La prohibición de trasladar a Alexéi es una amenaza directa a su vida, que se quede en el hospital de Omsk, sin equipos, representa un peligro mortal", aseguró en Twitter la portavoz de Navalni, Kira Yarmysh.

Agregó que se presentó toda la documentación necesaria: la petición de un familiar y el acuerdo de una clínica alemana para aceptar al paciente.

"La decisión del hospital es inexplicable y monstruosa", subrayó, para añadir que anteriormente los médicos se habían mostrado dispuestos a autorizar la evacuación de Navalni.

Yarmysh explicó que precisamente por ello se organizó rápidamente su traslado a Alemania en un avión medicalizado.

"Es ilegal mantener a Alexéi en un hospital que no cuenta con los tratamientos, condiciones y equipos necesarios. No nos enseñan los informes", escribió en Twitter Anastasía Vasílieva, doctora que atiende habitualmente a Navalni y líder del sindicato Alianza de Médicos.

Este jueves, Navalni, de 44 años, se sintió mal a bordo del avión en el que regresaba a Moscú desde Tomsk (Siberia), por lo que la aeronave aterrizó de emergencia en Omsk, donde fue ingresado en coma en una unidad de cuidados intensivos del Hospital de Urgencias Nº 1 de esa ciudad.

Según Yarmysh, Navalni fue presuntamente envenenado con una sustancia que posiblemente le añadieron al té que tomó en el aeropuerto de Tomsk, pues fue lo único que ingirió por la mañana.

El opositor, fundador del Fondo de Lucha contra la Corrupción, se ha convertido en un mayores azotes del Kremlin.

Sus vídeos con denuncias sobre la riqueza acumulada por altos cargos, incluidos miembros del entorno del presidente ruso, Vladímir Putin, cuentan con millones de visitas.

En ellos, se refiere al partido oficialista Rusia Unida únicamente como el "partido de ladrones y sinvergüenzas".

Navalni ha sido arrestado innumerables veces por organizar manifestaciones de protesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook