21 de abril de 2019
21.04.2019
Mitin

Santiago Abascal confirma a Pascual Salvador como candidato por Vox a la presidencia de la Región

Un abarrotado pabellón Príncipe de Asturias estalló en aplausos y vítores este domingo para recibir al presidente del partido

21.04.2019 | 20:37
Santiago Abascal confirma a Pascual Salvador como candidato por Vox a la presidencia de la Región
Santiago Abascal, dirigiéndose a los asistentes al mitin.

"Otros citan el Ramadán, pero nosotros venimos a deciros: Feliz Domingo de Resurrección". Así ha comenzado este domingo Santiago Abascal su presentación en Murcia en esta campaña electoral ante un público enfervorecido que le interrumpía con gritos de "presidente" y aplausos constantemente, y en la que tuvo unas palabras de recuerdo al atentado en Sri Lanka: "una vez más, se comprueba que el cristianismo es la religión más perseguida".

El lider de Vox lamentó no haber podido asistir a la Semana Santa murciana "y haber disfrutado de los Salzillos" por su apretada agenda electoral, pero remarcó que llegaba en el inicio de las Fiestas de Primavera "para disfrutar de vuestro zarangollo, vuestros paparajotes y vuestro Bando de la Huerta". "Hoy empieza la primavera en Murcia y el 28 de abril recogeremos los frutos".

Miles de seguidores aplaudían cada una de sus frases en este domingo en el que el Príncipe de Asturias se ha quedado pequeño. El éxito de convocatoria es, según Abascal "premonitorio de lo que va a pasar".

Abascal aprovechó su discurso en Murcia para confirmar que Pascual Salvador, presidente provincial del partido en la Región, será el candidato a presidir la comunidad en las siguientes elecciones autonómicas por Vox

"Sabemos que somos simples instrumentos. No estáis aquí por nosotros: por Lourdes Méndez, por Pascual Salvador o Santiago Abascal. Estáis aquí por un gran amor a vuestra patria, que es España". Y es que, aseveró, "Vox es un movimiento patriótico y cultural al servicio de España". Se mostró convencido de la responsabilidad a la que se enfrenta como candidato al gobierno del país. "Nos jugamos mucho, porque hoy al frente de España hay un enemigo peligroso que ha mentido y ha jugado con los españoles y que ha aguantado hasta que no ha podido evitar más las elecciones".

Solo podemos ser conscientes de lo que está en juego y apelar al sentido común. Apelaba a "estar orgullosos de ser españoles". "Se ríen de nosotros porque iniciamos la campaña en Covadonga. Que se rían de nosotros, que cada vez más españoles se vienen con nosotros". Pero, remarcó, "España no va a ser rendida mientras dependa de nosotros".

En cuanto a la inmigración, se mostró en la línea de su predecesora en el acto de Murcia, Lourdes Méndez. Apostó por regular la entrada de personas inmigrantes a nuestro país. "Hay que mejorar nuestras fronteras. Si no es suficiente una valla, harán falta dos muros en Ceuta y Melilla", aseguró entre los aplausos de los asistentes. Y criticó la apertura de puertas de Pedro Sánchez: cuando Italia cerraba fronteras, Sánchez las abría y, si no lo evitamos, este año entrarán más de 100.000", entre los que hay "delincuentes que salen de su país". "El deber de un gobernante es defender a su pueblo", subrayó. "Un deber con el que nosotros vamos a cumplir".

Sobre educación, mantuvo que "vamos a educar a nuestros hijos según nuestras convicciones, no como nos digan otros".

Por otro lado, Vox apuesta por "la mayor rebaja fiscal de la democracia" y que "no os quiten los pisos de vuestros padres", a manos de "okupas, tan protegidos por la legislación progre".

Otro de los asuntos polémicos que han saltado a la palestra en las últimas semanas ha sido en relación al uso de armas y el líder de la formación se mostró tajante: "Tenéis derecho a defenderos si alguien asalta vuestra casa" y que "no tengáis que dialogar con el delincuente".

Porque, en palabras de Abascal, "lo que es de sentido común es defenderse inmediatamente". Se quejó de que otras formaciones les han acusado de que "queremos tiroteos en los colegios" pero "lo que queremos es que nuestras familias estén protegidas".

También hizo referencia a la Cadena Perpetua Revisable. "Hay que defender a las mujeres y cuando haya violadores y depredadores sexuales, que vayan a la cárcel y que no salgan más a la calle". Y criticó la ley de violencia de género, "que no defiende a la mujer, ni al anciano, ni al niño, pero ha tirado por tierra la igualdad".

Además, "estamos cansados de esos que dicen que los animales y las personas son iguales". Arrancó las risas del público al hablar de la custodia compartida para las mascotas y los abucheos de los asistentes al referirse a "aquellos que llaman asesinos a los cazadores".

El público, completamente entregado, aplaudió también a Abascal cuando señaló que "el problema, la amenaza y el peligro tiene nombre en España, y se llama Partido Socialista Obrero Español". Pero, aseguró, "venimos al rescate de todos esos españoles que se sienten traicionados porque depositaron su voto en el PSOE pensando que era una buena opción. Nosotros les tendemos la mano y les acogemos en el barco de la España Viva".

"Nuestro enemigo es Pedro Sánchez", apuntó, una consigna entre la que varios asistentes respondieron con gritos de "traidor".

Ante el gobierno que criticaba, aseguró, "la derechita débil y los naranjas han demostrado que no sirven, la alternativa al PSOE es Vox". Lamentó que el PP "os martillea con que son un valor seguro" pero "es un valor seguro para que Puigdemont huyera a Bruselas y aplicar un artículo 155 débil". "¿Valor seguro? Lo que es seguro es que no tienen valor", sentenció.

"Algo muy grande va a pasar el 28 de abril"

El candidato de Vox está convencido de las posibilidades de su partido en las elecciones del próximo domingo. "Algo muy grande va a pasar el 28 de abril", señaló entre los vítores de los miles de asistentes que llenaron este 21 de abril el pabellón Príncipe de Asturias. "Cada vez más españoles saben que un voto a Vox sirve para mantener la unidad nacional", aseguró, para hacer hincapié en las tradiciones y pidió que los simpatizantes del partido trabajen "sin respiro" porque, señaló, ya finalizando su intervención, "nos jugamos mucho" el próximo día 28, y para llenar las urnas de "votos útiles y serenos por España".

Se despidió igual que había entrado en el pabellón: con el público entregado, en pie y agitando banderas de España al grito de "presidente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook