04 de agosto de 2018
04.08.2018
Estudio

En dos años hablaremos más con los chatbots que con nuestra pareja

Un informe elaborado por la consultora Gartner afirma que estos robots con inteligencia artificial son una alternativa muy útil en campos como las ventas, la educación o la atención al cliente

04.08.2018 | 17:34
En dos años hablaremos más con los chatbots que con nuestra pareja

Aunque todavía queda mucho para poder tener conversaciones profundas con los nuevos sistemas de inteligencia artificial, según un informe elaborado por la consultora Gartner, en el año 2020 hablaremos más con chatbots que con nuestra propia pareja.

Y es que, su capacidad para dar respuesta a preguntas de forma natural y aprender continuamente de las conversaciones los ha convertido en una alternativa muy útil en campos como las ventas, la educación o la atención al cliente.

Así lo explica José Hernández, CEO de la agencia 2 Veces Marketing (2VM). "Se trata de un modelo evolucionado de un bot, es un software enfocado a la conversación con personas con el fin de resolver dudas o realizar ciertas funciones como reservar en la ópera, recordar citas y cumpleaños o suministrar información sobre una demanda concreta".

Hernández, que ha comenzado a implantar esta sistema de inteligencia artificial en las web de algunas de las empresas con las que trabaja, destaca que esta incorporación tecnológica "la independencia que tienen a la hora de funcionar, sin ayuda de ningún humano, y su constante evolución y perfección".

Ventajas de la inteligencia artificial en la empresa

Los chatbots se han mostrado muy eficaces en tareas como el servicio de atención al cliente, porque además de ahorrarles tiempo a los usuarios en la búsqueda de respuestas, supone un importante ahorro para las empresas que los implementan.

Por otro lado, tienen la capacidad de ilustrar sobre cualquier tema para los que se les programe, por su gran capacidad para aprender de forma personalizada, por lo que se muestran muy eficaces en la capacitación de personal: su flexibilidad y la posibilidad de adaptarse a las necesidades de cualquier persona los hace muy eficaces.

Asimismo, se muestran muy útiles a la hora de interactuar en un museo, en una exposición o haciendo de guía turístico, ya que*puede explicar y dar detalles sobre una exposición, los artistas, fechas, horarios y curadores responsables.

"Llegan a comprender el lenguaje y el contexto, por lo que son capaces de resolver preguntas sobre eventos y nuevas exposiciones", explica José Hernández. De hecho, ya existen museos en todo el mundo como el de Arte Moderno de Buenos Aires y el de Anna Frank en Amsterdam que han incorporado estas soluciones tecnológicas.

Finalmente, el CEO de http://dosvecesmarketing.com/ explica que los chatbots "se pueden programar para recabar información sobre un cliente, poder procesarla y con ella orientar a los clientes para que puedan realizar una compra de algún producto o servicio que les interese".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook