Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Crónica

Alcalá pone tercero al Cartagena

Sadiku abre la lata con un gol de ‘killer’ y el central de Mazarrón sentencia con dos idénticos tantos de cabeza

113

Las imágenes del partido Real Oviedo - FC Cartagena Miki López

Teóricamente, el Fútbol Club Cartagena persigue el objetivo de la salvación. Teóricamente, la plantilla conformada para su tercer año consecutivo en la división de plata es inferior a la del anterior. También teóricamente, los de Carrión son un equipo al que le cuesta horrores ganar fuera de casa y teóricamente su ataque está tocado por las bajas. Ayer, el FC Cartagena volvió a saltarse la teoría y pasó directamente a la práctica en el Carlos Tartiere arrasando al Real Oviedo, ganando su tercer partido de los últimos cuatro y colocándose en tercera posición, un lugar que, teóricamente, no le pertenece.

Saltó al césped mucho más confiado el cuadro albinegro, golpeó a los diez minutos con un golazo de Sadiku y aumentó su ventaja casi sin despeinarse gracias al primer gol de Pedro Alcalá con la camiseta del Cartagena. En un gesto de resiliencia, fortaleza y coraje, Alcalá hizo el 0 a 3 portando con orgullo el brazalete de capitán de este barco que va a velocidad de crucero. El polémico gol de Borja Bastón en el último minuto no empañó la impecable actuación cartagenerista en tierras ovetenses donde todos y cada uno de los actores implicados rozaron la perfección.

Carbayones y cartageneros pusieron mucha intensidad al inicio del partido, pero el juego se atascó en el centro del campo durante los primeros minutos sin que ninguno pudiera acercarse al área contraria. No obstante, el Cartagena fue mostrando poco a poco más confianza en su juego y, sin previo aviso, golpeó con el primer gol, de Armando Sadiku, cuando el reloj llegó a la decena. Tras una buena salida de balón, Calero recibió abierto a la derecha con espacio, aceleró y centró en carrera a media altura. Sadiku, con la caña preparada y llegando desde atrás en un movimiento de superclase, golpeó la pelota de empeine con suavidad para enviarla al segundo palo, imposible para la estirada de Tomeu Nadal.

El tanto aumentó las dudas de un Real Oviedo que no ha comenzado la temporada de la mejor forma y jugó con la ansiedad de su rival el Cartagena. Controló la posesión el conjunto albinegro y dominó todos los aspectos de la misma con pase interior, exterior y cambios de juego precisos que obligaron al Oviedo a correr detrás del balón. Se sentía cómodo el equipo de Luis Carrión y apretó el acelerador cuando se cumplía el primer cuarto de hora: Calero tuvo el segundo con un zurdazo a la escuadra que Nadal tuvo que repeler a córner con un paradón después de una completa jugada del Cartagena desde atrás.

Respondió el Oviedo tímidamente acaparando el balón cerca del minuto 20, pero los visitantes cerraban filas y no dejaban espacios al ataque carbayón. Solo en una ocasión permitió un disparo el Cartagena, el primero de los azulones pasados los 20 primeros minutos. Jairo, hoy extremo, destacó en su trabajo defensivo cuando el equipo lo necesitó y Calero volvió a disponer de una clara ocasión albinegra a la contra. El balón le llegó a De Blasis caído a banda izquierda y el argentino la puso al segundo palo, donde entraba solo el madrileño. Le pegó con fuerza Calero, pero Nadal volvió a contestar con una gran intervención palmeando la pelota por encima del larguero

No obstante, en el córner llegó el merecido segundo gol albinegro, obra de Pedro Alcalá. De Blasis la puso desde la esquina al primer palo, la defensa local no se decidió a despejar y el de Mazarrón llegó con fuerza para rematar de cabeza sin necesidad de saltar y mandarla al palo largo haciendo el 0 a 2. El gol hundió aún más al equipo asturiano y el descontento de su afición se hizo latente, que pitó a los suyos por la mala imagen mostrada en la primera media hora. Hasta el final de la primera mitad, el Oviedo lo intentó con varios centros laterales que no encontraron rematador. Escandell intervino bien solventando los compromisos por alto.

Al inicio de la segunda mitad, los de Jon Pérez Bolo quisieron dar un paso adelante y volvieron a intentarlo con el mismo recurso de los primeros cuarenta y cinco minutos. Aunque los centros llevaron más peligro, tampoco inquietaron en exceso a Aarón Escandell, que estuvo sólido junto a su pareja de centrales para sacar todo lo que se acercaba al área. Calero volvió a acercarse al gol a la hora de partido con otro disparo potente con su pierna mala que Nadal se sacó de encima con alguna dificultad.

A falta de diez minutos para el final, el equipo del Carlos Tartiere se rompió por completo y el Cartagena aprovechó para sentenciar. Sangalli se topó con Nadal tras un disparo desde dentro del área pero, de nuevo en el saque de esquina y de nuevo por medio de Pedro Alcalá encontró el camino al gol el Cartagena. Esta vez fue Luca el que la puso al primer palo esperando la entrada del central, que no faltó a su cita y volvió a rematar sin despegarse del suelo, con potencia al primer palo superando al meta local.

En el último minuto del añadido, Borja Bastón anotó con polémica el gol del honor para su equipo: Marco Sangalli bajó dentro del área un balón con el pecho que posteriormente golpeó en su brazo antes de asistir al ariete, sin embargo, tras la revisión del VAR y de López Toca en el monitor, el colegiado decretó incomprensiblemente el gol.

Con el 1 a 3 llegó el final del encuentro certificando la superioridad albinegra y la inferioridad del Real Oviedo, completamente anulado por los cartageneros. Los tres puntos del Carlos Tartiere dejan al FC Cartagena con 16 puntos en tercera posición, solo por detrás de Alavés y empatado con Las Palmas. El conjunto de Luis Carrión firma su tercera victoria en los últimos cuatro partidos y se reafirma en la parte alta de la clasificación con dieciséis puntos.

Luis Carrión: «Lo más importante ha sido conceder poco»

El técnico albinegro, Luis Carrión, analizó el encuentro de su equipo al término de los noventa minutos en sala de prensa y comentó cuáles fueron las claves de la victoria albinegra en el Carlos Tartiere. Carrión confirmó su conocimiento de la situación que vive su rival y aprovechó para desesperarlo. «Imaginábamos que irían a por el partido por su presión por ganar y hemos estado bien, hemos hecho que saltaran a la presión para encontrar espacios por dentro y así ha llegado el primer gol. El segundo y el tercero llegan de córner, pero el equipo ha estado bien en muchas situaciones», valoró.

El catalán puso el foco en su defensa, que apenas permitió llegadas del equipo contrario en todo el partido exceptuando los centros laterales, que también controló sobradamente. «Conceder poco ha sido lo más importante. Si no defiendes bien contra un equipo como este y te despistas, vas a sufrir. Hemos estado bien cuando nos ha tocado defender y en centros laterales», aseguró.

El entrenador del Cartagena cree que la de ayer fue «la mejor primera parte» que ha hecho su equipo fuera de casa hasta el momento. «El equipo ha estado serio y ha leído el partido perfectamente», reiteró. También tuvo el técnico unas palabras para Pedro Alcalá, que marcó un doblete después de cuatro años sin hacerlo. «A parte de estar bien en los goles, está haciendo un buen trabajo en particular y defensivamente está muy bien», manifestó.

Carrión no quiere prestar mucha atención a la situación clasificatoria de su equipo, que se ha colado entre los primeros, y destaca la forma de competir de los suyos en cada partido. «Lo que más valoro del equipo es cómo compite todos los partidos. No ha habido ni un día que no hayamos competido. Lo de la clasificación es un premio al trabajo que están haciendo los jugadores, pero no es definitivo. Tenemos que seguir compitiendo así, viene un partido duro y en el momento que pensemos que somos muy buenos, estamos perdidos», reafirmó.

Por último, Luis analizó al Real Oviedo, que no ha podido alargar sus buenas sensaciones de la pasada temporada en el arranque del nuevo curso. «El Oviedo tiene un grandísimo entrenador y ha hecho partidos muy buenos este año que no ha conseguido materializar. En Burgos pudo haber ganado y todo parecería mejor. Los equipos tienen momentos buenos y malos, pero estoy seguro de que Jon acabará encontrando lo que le vaya mejor al equipo porque tiene muy buenos furbolistas», concluyó Luis Carrión tras la victoria de su equipo frente al Real Oviedo en el Carlos Tartiere.

Compartir el artículo

stats