12 de agosto de 2020
12.08.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol

"Es un insulto que la Federación no nos considere profesionales"

Los clubes de la Región de Segunda B consideran una broma de mal gusto que aún no se haya desarrollado un protocolo de actuación y que siga en el aire la fecha de inicio de la competición

11.08.2020 | 20:40
"Es un insulto que la Federación no nos considere profesionales"

Futbolistas, entrenadores y directivos de la Segunda División B están de uñas con la Real Federación Española de Fútbol. Considerar que la categoría no es profesional cuando de ella viven la mayoría de sus actores y los clubes tienen la obligación de hacer diez contratos profesionales, ha desatado una debate que estaba enterrado desde hace muchos años. «Es un insulto, una broma de mal gusto», afirman desde las entidades de la Región.

La Opinión ha pulsado el sentir de Real Murcia, UCAM Murcia y Yeclano Deportivo. Que a estas alturas no esté desarrollado un protocolo para el regreso a la competición, cuando algunos, como el club universitario, ya incluso han arrancado los entrenamientos, se considera una falta de respeto. «No sé si improvisan o no, pero lo que sé es que no están dando soluciones. Si para la Primera y la Segunda tienen soluciones, para nosotros también. Pagamos nuestros impuestos, vivimos 24 horas para nuestra profesión, al final como en un club profesional. Yo he jugado en Primera, Segunda y Segunda B, y también he entrenado muchos años en Segunda A, en B y hago el mismo trabajo cuando estoy arriba que cuando estoy abajo. Todo el mundo paga su Seguridad Social y sus impuestos. Ahí nadie me dice que soy amateur. Quiero las mismas posibilidades que en Primera y en Segunda. Lo que hay que hacer es iniciar protocolos para que podamos competir y que empiece cuanto antes», afirma de forma rotunda José María Salmerón, entrenador de un equipo que lleva ya más de una semana entrenando sobre el césped del Mayayo.

Para el Real Murcia, el comunicado que emitió el lunes la Federación Española, donde informaba que había que poner en marcha un protocolo para la vuelta al trabajo, es un despropósito: «Es de total improvisación que se pongan ahora a decir que dentro de una semana van a hacer los protocolos. ¿Qué han hecho en todo este tiempo? El comunicado de la semana pasada ya fue lamentable. Imagina una actividad como la hostelería donde dicen que solo pueden abrir los restaurantes de dos tenedores o los hoteles de cuatro y cinco estrellas. En nuestros equipos debemos tener diez jugadores con ficha profesional y el 90% de los futbolistas de Segunda B viven del fútbol. Si los rebrotes van a más o nos vuelven a confinar tendrán que prohibir de nuevo todas las actividades, pero eso no quita para que den una fecha para el regreso de la competición. Nos están lanzando al abismo», afirma Paco Miró, consejero delegado del club grana.

Otro entrenador, en este caso Alejandro Sandroni, del Yeclano, vive con cierta resignación la situación. No entiende cómo la Federación afirma que avisará con un mes de antelación de la fecha de inicio de la competición ya que «si en condiciones normales se necesitan en torno a seis semanas de preparación, para casos de parón de más de seis meses serían necesarias siete u ocho, y el no garantizar fechas acarrea un coste muy elevado». En cuanto a la vuelta de los entrenamientos del Yeclano, el cuerpo técnico manejaba el regreso tras el puente de la Asunción, pero con esta incertidumbre va a ser más que probable que sea en la última semana de este mes.

El Real Murcia, por su parte, no va a esperar tanto. «Queremos estar más de un mes de pretemporada porque no podemos olvidar que estamos desde el 15 de marzo parados. Hay que empezar con la preparación de los jugadores. Decidimos retrasarla una semana y si ahora dicen que no vamos a volver hasta mitad de octubre, nos encaja perfectamente porque también es lo que quiere el cuerpo técnico», afirma Miró.

Pero no solo a la prepración de los equipos afecta la indecisión que se está viviendo, también al mercado de fichajes: «Hay una incertidumbre muy grande. Incluso jugadores que podemos y quieren estar aquí están con esas dudas de cuándo se va a jugar o si se va a jugar. Hay jugadores que están barajando irse al extranjero porque aquí no nos dan soluciones para empezar la competición», destaca Salmerón, quien lamenta que «no han aclarado nada. Lo que nos aclara a nosotros es que pongan una fecha de inicio, que nos digan qué medios tenemos que poner, qué protocolos, qué necesitamos para empezar la competición. Eso es lo que realmente esperábamos. Queremos soluciones como trabajadores que somos. Miles de personas que vivimos, directa o indirectamente de la Segunda B, necesitamos medidas y protocolos para que todos tengamos seguridad, como cualquier trabajador. Queremos iniciar con seguridad nuestra actividad pero es que no tenemos ni una fecha de inicio todavía. En principio nos dijeron el 26 de septiembre y empezamos la pretemporada pensando en esa fecha. Realmente no saber cuándo empezamos en un gran problema», añade. En la misma línea se manifiesta Miró, quien también espera que «la Federación nos provea de PCR y los subvencione, pero no tenemos información de eso. La solución es sencilla: copiar los protocolos de la LFP porque tenemos que acostumbrarnos a convivir con la pandemia. Tenemos que jugar, pero todo esto parece un chiste malo. ¿Qué criterio se sigue para decir que no somos profesionales, es que jugamos de broma y no tenemos empleados?», se pregunta el consejero delegado grana, mientras que Sandroni incide en que «es incongruente que nos pidan para participar un mínimo de diez fichas profesionales y que ahora digan y nos traten como que no lo somos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes