21 de octubre de 2019
21.10.2019
Baloncesto. Incidente

Intentan agredir a un árbitro en el partido de categoría cadete entre el Estudiantes Cartagena y Mazarrón

La mujer del entrenador del Mazarrón cogió de la pechera a un colegiado y le hizo un gesto amenazador, por lo que la Federación Murciana de Baloncesto se reunirá esta tarde de urgencia para estudiar medidas disciplinarias

21.10.2019 | 11:26
Intentan agredir a un árbitro en el partido de categoría cadete entre el Estudiantes Cartagena y Mazarrón

El club mazarronero muestra su repulsa por los hechos, pide disculpas y anuncia que tomará medidas.

El intento de agresión de una espectadora y posteriores amenazas a un árbitro de un partido de categoría cadete femenina celebrado el domingo por la tarde en el pabellón de Canteras, en Cartagena, ha provocado que la Federación de Baloncesto de la Región de Murcia se reúna esta tarde de forma urgente para abordar los graves hechos que se produjeron en el encuentro entre el Estudiantes Cartagena y el Mazarrón y tomar las medidas disciplinarias que requiere la gravedad del asunto.

Los incidentes ocurrieron a tres minutos del final del partido del grupo B de la categoría cadete femenina. El equipo visitante ganaba con comodidad, pero su entrenador, Roque Lobo, había sido descalificado por dos técnicas.

Según confirmaron testigos presenciales en el encuentro, el técnico no se marchó del pabellón, como obliga el reglamento en estos casos, sino que se quedó oculto detrás de una zona desde la que podía seguir el juego.

A través de un teléfono móvil entraba en contacto con el banquillo de su equipo para seguir dando instrucciones, un hecho del que se percataron los árbitros a tres minutos del final del encuentro, poniendo fin al asunto y obligando a que Lobo se marchara del pabellón.

En ese momento, desde una zona del pabellón contraria a donde se encontraba la mesa arbitral y los colegiados, cruzó la pista andando una señora que ha sido identificada como la mujer de Roque Lobo. Llegó hasta donde se encontraban los árbitros y cogió de la pechera a uno de ellos, Francisco Javier Martínez. Después de unos segundos de tensión y ante el abucheo del público, la señora volvió a cruzar la pista y cuando estaba a punto de abandonar la misma, hizo un gesto amenazante con la mano en el cuello.

Después del incidente, los árbitros requirieron al delegado de campo que solicitara la presencia de la Guardia Civil en el pabellón. Pasados quince minutos, como la patrulla no había llegado y pensando en recuperar la normalidad, tras apaciguarse los ánimos, decidieron que se continuara el partido hasta su conclusión.

Tras finalizar el encuentro con victoria visitante y ya con la Guardia Civil en el pabellón, los colegiados dieron informe de todo lo ocurrido. Los componentes del equipo de Mazarrón recogieron rápidamente sus cosas, como confirmaron a esta Redacción espectadores del partido, y se marcharon. Esta Redacción ha podido confirmar que se han presentado denuncias.

El vídeo donde se ven todos los hechos ha tenido un gran impacto en redes sociales durante toda la madrugada del lunes. Ahora será la Federación, en base al informe emitido por los colegiados en el acta, la que deberá tomar medidas para mantener el juego limpio que impera habitualmente en el baloncesto regional. De hecho, desde la Federación catalogan este acto como aislado. 

Repulsa del club de Mazarrón

Por su parte, la directiva del Bahía Mazarrón Basket, que está presidida por Constantino de Toledo, ha mostrado su repulsa por los hechos y confirmó a esta Redacción que el entrenador del equipo ha presentado su dimisión, aunque han precisado que "vamos a estudiar la situación". "Estamos en contra de todo lo sucedido, no lo contemplamos", ha expresado el máximo mandatario de la histórica entidad mazarronera, quien poco después de acabar el encuentro ya se puso en contacto con los directivos del Estudiantes Cartagena para pedir disculpas. Sin querer en ningún momento justificar los hechos, sí que han dejado claro los directivos del Mazarrón que la mujer del entrenador es una persona "ajena a la estructura del club" y encima "no era un partido que se jugara en nuestra pista, porque en ese caso sí que somos responsables de todo lo que ocurra", pero que fue una situación que no pudieron llegar a controlar.

El Mazarrón Basket está elaborando un comunicado de repulsa por los hechos vividos en el pabellón de Canteras que enviará a la Federación Murciana y que hará público en su cuenta oficial en la red social Facebook. Además, a raíz de estos hechos, su junta directiva se va a reunir de urgencia esta tarde para emprender diversas acciones con el fin de concienciar a los padres de sus jugadores "de que esto es un deporte".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes