27 de marzo de 2020
27.03.2020
La Opinión de Murcia
Iniciativa

Molina invita a sus vecinos a crear una novela colectiva

La Concejalía de Cultura, en su Twitter, ha comenzado con unas líneas que ya han sido seguidas por varios twitteros

27.03.2020 | 04:00
Molina invita a sus vecinos a crear una novela colectiva

En estos tiempos de pandemia y confinamiento, la solidaridad y el trabajo en equipo se han revelado como la mejor arma de nuestra sociedad para enfrentarse a cualquier dificultad, por dura que ésta sea. Puede resultar paradójico, o contraditorio, más bien, pero en los últimos días se ha demostrado con un buen número de iniciativas de todo tipo que la gente tiene ganas de colaborar, de conectar.

Todos los días son muchos los que trabajan junto al resto de su oficina a través de Whatsapp, pero también hemos visto representaciones teatrales a través de Skype y hasta se han organizado orquestas por Twitter, pero la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Molina de Segura ha ido un paso más allí.

Enmarcada en el programa de actividades #CulturaEnCasa, el Consistorio municipal ha lanzado el reto #NovelaViajera, un proyecto que pretende la creación de una obra colectiva entre los vecinos de la localidad durante el confinamiento domiciliario decretado por el estado de alarma para evitar la propagación del Covid-19. Así, desde dicha concejalía se invita, a aquellos que lo deseen, a aportar cuatro o cinco líneas de su propia cosecha a una novela escrita en común que ya está en marcha en @Cultura_Molina con el citado hashtag.

Hasta el momento, con la participación de cinco personas, la novela empieza así: «'Siéntete como en tu casa para que yo pueda sentirme como en la mía'. Era la frase que solía decir a mis invitados cuando llegaban a casa. Lo pensaban un momento, sonreían y asentían con la cabeza. Era un truco que funcionaba casi siempre (sin esperar a que llegara el vino con la cena), pues aún con personas cercanas, traspasar el umbral de la casa de otra persona es como entrar en un templo desconocido. Pero quizá eso era lo que me asombraba.

Entrar en aquel salón y descubrir esas pequeñas cosas que formaban parte de su vida. Los cuadros, las plantas y, apilados, un montón de libros que escondían en su parte trasera un pequeño álbum de fotos, que a su vez salvaguardaba un jarrón lleno de orquídeas. Tenía gracia, pero los mejores recuerdos que tengo de aquel hogar son en torno a otro puñado de recuerdos. Hasta que en una fotografía encontré una imagen que me era familiar, y me vi a mi mismo, en otro tiempo y espacio, con gentes que apenas recordaba, pero que formaban parte de otra vida mía...».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.