13 de febrero de 2020
13.02.2020
Entrevista
Cantante y compositor

Juan Valderrama: "Poner música a un poema que ya es una obra de arte es una gran responsabilidad

Con un espectáculo cargado de simbolismo, el músico madrileño reinvindica la poesía femenina este sábado en el Teatro Romea de Murcia

12.02.2020 | 19:30
Juan Valderrama: "Poner música a un poema que ya es una obra de arte es una gran responsabilidad

Cantará poemas de Gloria Fuertes, Rosalía de Castro, Gabriela Mistral o Elvira Sastre, pero también de poetisas de la Grecia Clásica, con un elenco mayoritariamente femenino sobre el escenario.

Dice Juan Valderrama que los versos no tienen sexo, que son buenos, malos o regulares, sin importar quien los haya escrito. Mujeres de carne y verso es, según afirma el artista, «una defensa en positivo de las poetas olvidadas, o a las que nunca se les ha reconocido como merecen». Valderrama habla con entusiasmo de un libro-disco en el que pone música a quince poemas escritos por otras tantas mujeres, y se nota en la pasión que expresa que se ha divertido haciéndolo: «Poner música a un poema que ya es una obra de arte en sí mismo es una responsabilidad muy grande, pero también le confiere una nueva vida. Yo estudié en el instituto a la generación del 98 y del 27 con las canciones de Joan Manuel Serrat que, salvando las distancias, ha sido mi ejemplo a seguir. Y me llegan mensajes de profesores que están enseñando a los chavales la poesía de estas autoras a través de mis canciones, algo que me llena de emoción».

Se muestra entusiasmado con la gira que comenzó el pasado 19 de enero en Madrid con un gran éxito y que llega al Teatro Romea el próximo sábado. Un espectáculo innovador en el que el artista se acompaña de un grupo exclusivamente formado por mujeres, instrumentistas de varias nacionalidades entre las que se encuentra Mercedes Luján, la guitarrista flamenca lorquina en la que Valderrama ha puesto toda su confianza: «En la guitarra flamenca la mujer está empezando a incorporarse y son muy pocas, hay que darles la oportunidad de demostrar su valía sin tener en cuenta nada más que su calidad artística».

«La culpa de todo la tiene Gloria Fuertes. Con motivo del centenario de su nacimiento hubo una gran exposición y fui a verla porque ella marcó mi infancia con su poesía infantil. Descubrí que era una poeta inmensa y desconocida. Comencé a tirar del hilo de más mujeres poetas y descubrí un mundo increíble de poesía hecha por mujeres apenas conocido».

El siguiente paso fue seleccionar quince poemas de quince autoras: Sor Juana Inés de la Cruz, Rosalía de Castro, Gloria de la Prada, Pilar Paz Pasamar, Joana Raspal, Alfonsina Storni, Pilar de Valderrama (Guiomar), Gloria Fuertes y Elvira Sastre, entre otras. Quince mujeres y quince poemas con los que Juan Valderrama ha conseguido un repertorio hermoso y emocionante.

En el libro disco colaboran según Valderrama «mujeres maestras en su disciplina», como Sole Giménez, Cristina Pato, Carmen Linares, Carmen París, María del Mar Bonet, Isabel Gemio y Blanca Marsillach».

Innovador

A la hora de trasladarlo al escenario, Valderrama reconoce que el espectáculo es «bastante innovador, tanto por su temática como en su puesta en escena, en la que se cuenta y se canta, navegando por géneros como el flamenco, el bolero o el fado, sin dejar de lado coplas 'marca de la casa' y algunas de sus canciones más conocidas: «Musicalmente es un reto porque tocamos géneros muy distintos, sin dejar de lado esas coplas que el público siempre quiere escuchar. Hay momentos muy emocionantes y otros más desenfadados, donde la gente me pide canciones que a veces tenemos que improvisar porque no están en el repertorio?».

Mujeres de carne y verso es «un espectáculo valiente que rescata del olvido la historia de grandes poetas olvidadas y reivindica a las mujeres instrumentistas» a las que el artista quiere dar visibilidad: «Estoy muy feliz porque este espectáculo me está acercando a un público nuevo, pero sin dejar de gustarle al que normalmente me sigue, además del aporte cultural que supone rescatar del olvido a estas grandes poetas en muchos casos olvidadas y dejar que sean mujeres las que se suban a tocar conmigo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook