Covid

Once consultorios siguen cerrados después de un año de pandemia

Los vecinos de zonas aisladas son quienes más sufren los ajustes

El consultorio de Playa Hondaes uno de los once que aúnpermanecen cerrados.

El consultorio de Playa Hondaes uno de los once que aúnpermanecen cerrados. / Iván Urquízar

Ana García

Ana García

Quince meses después de que se declarase el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, en marzo de 2020, once consultorios de la Región de Murcia siguen con las puertas cerradas. Los usuarios han tenido que desplazarse hasta los centros de salud de cabecera a los que corresponden cada uno de ellos para recibir asistencia presencial o someterse a pruebas médicas cuando lo han requerido y así lo siguen haciendo a día de hoy, sin que exista una fecha prevista para su reapertura.

Con la declaración del estado de alarma la Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud (SMS) tuvieron que reorganizar toda la asistencia sanitaria, tanto en Atención Primaria como en hospitales, para contener los contagios y evitar la transmisión del virus. Por ello se cerraron la mayoría de los consultorios, derivando a estos pacientes hasta los centros de salud de cabecera.

Sin embargo, más de un año después once consultorios siguen sin funcionar y están a la espera de esas obras con las que se preveía dotarles de un doble circuito de atención asistencial, once consultorios de los 177 que existen en la Región, indican desde la Consejería de Salud. Unas obras que «se llevan a cabo para garantizar que se realiza el circuito de prevención covid-19».

Salud insiste en que «se trata de una medida para proteger a los pacientes y los profesionales» y que «todos los servicios se mantienen y se seguirán prestando en estos centros una vez que estén finalizadas las obras».

Los once consultorios de Atención Primaria que siguen cerrados se concentran en las áreas II Cartagena (Playa Honda y La Azohía); III Lorca (Campillo); VI Morales Meseguer (La Garapacha, Barrio del Carmen de Alguazas, Los Pulpites, Fenazar y La Hurona) y VII Reina Sofía (Santa Cruz, Cobatillas y Matanzas).

Unas cifras que no coinciden con las que maneja la Asociación Usuarios de la Sanidad, quienes afirman que «son muchos más de los once que dice Salud».

Usuarios de la Sanidad insiste en que los pacientes de pedanías o de las zonas más aisladas son quienes más sufren estos cierres y quienes más problemas tienen para desplazarse. Mayer Nicolás, miembro de la asociación, explica que «esto perjudica especialmente a las personas mayores, a lo que se une que tenemos un sistema de transporte público malísimo y no podemos llegar a los centros de cabecera».

Desde la Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Smumfyc) su presidente, Jesús Abenza, critica que «en los últimos tiempos no se consulte desde la Consejería con los profesionales de AP ni con las sociedades científicas para tomar determinadas decisiones, ni haya un pilotaje previo de ciertas medidas que se quieren poner en marcha», lo que hace que «muchas cosas nos pillen por sorpresa».

Abenza considera que en un momento en el que la vacunación va viento en popa, la gente se está inmunizando, el riesgo epidemiológico es cada vez más bajo con una situación controlada y citas presenciales, «lo lógico sería que se reabran los recursos y se dote a estos centros de profesionales para que atiendan a su población en un punto más cercano, con criterios de eficiencia, pero no pretendiendo llevarse profesionales de un centro de cabecera para abrir un consultorio».

Sobre la situación de la Atención Primaria, este especialista cree que «no es lógico que haya todavía población con sus consultorios cerrados con las molestias que implica el tener que desplazarse al centro de cabecera», a lo que añade que «mientras que se pueda prestar la asistencia garantizando la seguridad del paciente y del trabajador, los centros deberían estar abiertos».

Al igual que el portavoz de la Smumfyc piensa la vocal de Atención Primaria del Sindicato Médico Cesm, Cristina Sánchez Quiles, quien además no confía en que estos consultorios cerrados vayan a abrir sus puertas a medio plazo, ya que «la covid aún está y no hay médicos suficientes para cubrir estos puestos y las sustituciones». Por lo que afirma que «AP sigue siendo la gran perjudicada, con un año con grandes cargas de trabajo, lo que ha hecho que la mayoría de los médicos de familia que han terminado hayan elegido urgencias hospitalarias para no tener que volver a Primaria».

CENTROS CERRADOS

Área II Cartagena

  • Playa Honda
  • La Azohía

Área III Lorca

  • Campillo

Área VI Morales Meseguer

  • La Garapacha
  • Barrio del Carmen de Alguazas
  • Los Pulpites
  • Fenazar
  • La Hurona

Área VII Reina Sofía

  • Santa Cruz
  • Cobatillas
  • Matanzas