14 de enero de 2021
14.01.2021
La Opinión de Murcia
Justicia

A prisión el apoderado de una empresa agrícola de El Raal por explotación laboral

El juzgado ha ordenado el cierre de las dos naves en las que se desarrollaba la labor y ha decomisado la furgoneta del condenado

14.01.2021 | 19:03
A prisión el apoderado de una empresa agrícola de El Raal por explotación laboral

El juzgado de guardia de Murcia ha ordenado el ingreso en prisión del apoderado de una empresa agrícola con sede en la pedanía murciana de El Raal por la presunta explotación laboral de migrantes y ha ordenado el cierre de las dos naves donde desarrollaban su labor.

La resolución judicial incluye así mismo la orden de bloqueo de las cuentas bancarias de la empresa, 'P.E'., que comenzó su actividad en 2018, y ha decomisado como medida cautelar la furgoneta en la que el único detenido efectuaba la recogida y traslado de los trabajadores a las naves.

Con la detención de este hombre, T.A.T., natural de Egipto, culminaba una operación iniciada por el Grupo de Trata de Seres Humanos de la Jefatura Superior de Policía de Murcia a raíz de la denuncia presentada por una testigo-víctima.

Cuando la investigación estaba más avanzada, funcionarios policiales y de la Inspección de Trabajo realizaron una visita a la nave ubicada en El Raal, donde identificaron a un total de 13 personas, españolas y extranjeras, que se encontraban en situación regular en España, aunque la mayor parte de ellas no estaban dadas de alta en la Seguridad Social.

Al mismo tiempo, durante la visita de inspección, realizada en diciembre pasado, identificaron a otras 22, todas extranjeras, que se encontraban en situación irregular.

Según el testimonio ofrecido por los trabajadores, se dedicaban, a destajo, a pelar cebollas, solían cobrar, en metálico, 4,5 céntimos por kilo, no tenían vacaciones, las herramientas se las tenían que proporcionar ellos mismos y si querían ir al baño tenían que pedir permiso, no pudiendo hacerlo más de tres veces al día.

Varios de ellos manifestaron que se les anotaban menos kilos de cebollas de los que habían manipulado en realidad, para así pagarles menos.

Las diligencias señalan que el transporte a las naves se hacía en una furgoneta que conducía el detenido, a la que se habían retirado los asientos traseros y en la que, presuntamente, podían viajar hasta una docena de personas, a veces, mezcladas con cajas de verdura.

La detención del apoderado de la empresa se llevó a cabo en las primeras horas de este miércoles como presunto autor de los delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, tráfico ilícito de mano de obra y contra los derechos de los trabajadores. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído