10 de enero de 2021
10.01.2021
La Opinión de Murcia
Ayudas

Casi 400.000 euros para contratar a personas en riesgo de exclusión social

A través de programas del IMAS, 17 entidades de la Región de Murcia contrataron el pasado año 2020 a 37 empledos, el 59 por ciento mujeres

09.01.2021 | 18:43
Casi 400.000 euros para contratar a personas en riesgo de exclusión social

La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, a través de las Ayudas para Programas de Integración Sociolaboral (APIS) del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), destinó el pasado año 398.000 euros a la contratación de personas en riesgo de exclusión social.

En concreto, a través de estos programas 17 entidades sociales contrataron a 37 personas de este colectivo. De ellas, el 59 por ciento son mujeres, el 35 por ciento, beneficiarias de la Renta Básica de Inserción o de Ayuda Periódica de Inserción y Protección Social, y un 65 por ciento había participado en un itinerario individualizado de inserción a través del programa de mejora de la empleabilidad financiado por el IMAS. «La Renta Básica de Inserción, los programas de mejora de la empleabilidad y los APIS se complementan para alcanzar el objetivo de la incorporación al empleo de las personas en riesgo de exclusión social, lo que constituye un claro ejemplo de armonización de políticas de lucha contra la pobreza y la exclusión», explicó la directora gerente del IMAS, Raquel Cancela.

Se valoraron 150 propuestas de candidatos y se seleccionó a 28 personas derivadas desde los Programas de Empleabilidad y a nueve procedentes de los Servicios Sociales de Atención Primaria. El proceso de selección de candidatos se realizó en estrecha coordinación con todos los centros de servicios sociales y con las entidades que desarrollan los programas de mejora de la empleabilidad, además de con las entidades solicitantes. Del total de contrataciones, nueve fueron renovaciones efectuadas con cargo a la convocatoria de 2019.

El periodo de contratación oscila entre 6 y 10 meses, y en un 38% de los casos, por causas generalmente relacionadas con la conciliación familiar y laboral, la jornada es parcial. En los últimos meses del contrato se promueve la utilización de los recursos normalizados de empleo y formación, en el marco del Protocolo de coordinación para la inserción sociolaboral de personas en riesgo o situación de exclusión social entre Servicios Sociales, Empleo y el Tercer Sector firmado en 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído