14 de diciembre de 2020
14.12.2020
La Opinión de Murcia
Ministerio Público

La Fiscalía investiga el caso del anciano que se tiró por la ventana en una residencia de Murcia

Los fiscales de la Región incoan más de 1.500 diligencias de investigación penal en cuatro años: por especialidades, de 2017 a 2020 hubo 351 relacionadas con el medio ambiente, 411 sobre seguridad vial y 234 de función pública

14.12.2020 | 12:13
El fiscal, momentos antes de su comparecencia.

Un total de 1.547 diligencias de investigación penal incoadas durante los años 2017, 2018, 2019 y 2020 (332 en este). Asimismo, 635 denuncias y querellas, y 1.029 diligencias archivadas. Son los datos proporcionados este lunes por la Fiscalía Superior de la Región, sobre el trabajo de los últimos cuatro años de los fiscales de esta comunidad.

Por especialidades, de 2017 a 2020 hubo 351 relacionadas con el medio ambiente, 411 sobre seguridad vial y 234 de función pública.

En Menores, por otro lado, hubo en 2019 un total de 2.059 diligencias preliminares, 1.228 expedientes de reforma y 877 expedientes de protección. En Vigilancia Penitenciaria, 3.736 informes.

En cuanto a diligencias de investigación penal incoadas de oficio, en 2017 hubo cuatro, en 2018 hubo dos, en 2019 siete y en el presente 2020 tres: una de ellas, sobre las posibles irregularidades en residencias de mayores de la Región en tiempos de covid. Manzanera apuntó que se ha tomado declaración a trabajadores de centros y se seguirá citando a más.

Reveló que el viernes le llegó una denuncia sobre el interno que se tiró por la ventana en la residencia Montepintar: un familiar del anciano se puso en contacto con el fiscal. El asunto, al ser tan reciente, está en trámite. El hombre, un nonagenario, está hospitalizado todavía y sus parientes creen que hubo irregularidades en el centro.

"Parece que es el único familiar que tiene contacto con esta persona y existía una sensación de desinformación y por tanto de impotencia. No se le daba, según dice él, información. Habrá que tomarle declaración a personas encargadas del centro. Sé que hay un atestado policial. El hombre sigue ingresado y con lesiones serias", detalló Manzanera.

En general en las residencias murcianas, "he pedido a la Consjería de Salud el listado de los trabajadores técnicos en auxilio de Enfermería que estuvieron reforzando temporalmente esos centros: esos testimonios pueden ser mejores que los de los propios trabajadores", ya que su sueldo depende de esto, apuntó. De momento, ha recabado "cinco declaraciones interesantes".

"Muchas de esas denuncias están relacionadas con el problema de que no hay personal suficiente o que hay personal que se niega a ir a trabajar o se piden la baja" en estos tiempos de pandemia, con lo cual "hay ancianos que están descuidados, las uñas largas, heridas fruto de que no los mueven, etcétera. Ahí sí que podrían plantearse unas posibles responsabilidades penales".

Sin embargo, varias de las investigaciones abiertas en su momento por posibles negligencias a la hora de tratar a los mayores ya se han archivado. Es el caso de la del centro de discapacitados de Churra: las diligencias se remitieron al juzgado, al encontrarse judicializadas, y se archivaron con el informe favorable del Ministerio Público por no constar delito.

Lo mismo ocurrió en la residencia Obispo Azagra de El Palmar. Tres personas que tenían a familiares allí internados denunciaron que no estaban bien atendidos ("maltrataban a mi madre, le metían el miedo en el cuerpo", contaba en marzo a este diario la hija de una anciana) y la investigación dio lugar a que al centro se desplazase una profesional del Instituto de Medicina Legal, que se encargó de examinar y hablar con los mayores que ahí residían. Las diligencias, al igual que con el centro de Churra, se remitieron al juzgado al estar judicializadas y se acordó el sobreseimiento de la causa con el informe favorable del fiscal por no constar delito.

En el caso de la residencia Caser, en Santo Ángel (Murcia), se artchivó una primera investigación, aunque de esta se derivó otro procedimiento por supuesta prevaricación de funcionarios.

La denuncia del Defensor del Paciente, en la que se instaba a investigar una supuesta falta de atención a mayores en centros, también está archivada, reveló el Ministerio Público.

En trámite continúa la investigación que se puso en marcha a raíz de declaraciones de trabajadores en residencias de personas mayores, que hablaron públicamente posibles irregularidades detectadas en los estos lugares. El PSOE de la Región de Murcia se sumó a esta denuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído