10 de noviembre de 2020
10.11.2020
La Opinión de Murcia
Crisis del coronavirus

La pandemia obliga a cerrar uno de cada cuatro comercios

Tiendas con varias décadas de antigüedad están liquidando sus existencias para bajar la persiana

09.11.2020 | 21:15
Un comercio de la Plaza Romea que está liquidando sus existencias para cerrar.

Los empresarios que sobreviven confían en la campaña navideña para seguir a flote

Entre el 20% y el 30% de los pequeños comercios de Murcia y de Cartagena han cerrado ya por culpa de la pandemia, según las estimaciones de la presidenta de la nueva patronal Comercio de la Región de Murcia (Coremur), Carmen Piñero. La representante de la federación regional, que preside también la Asociación Triángulo de Murcia, asegura que muchos establecimientos están manteniéndose con la esperanza de que la campaña de Navidad les permita seguir a flote. «Los comerciantes están viendo hasta dónde aguantan», aseguró. La caída de las ventas ronda entre el 30% y el 40%, según sus cálculos. Uno de los primeros objetivos de Carmen Piñero ha sido concienciar a los consumidores de que las empresas del sector atraviesan una situación «muy delicada» para pedirles su apoyo.

La presidenta de Coremur calcula que el porcentaje de cierres en Murcia «se acerca más al 20%, mientras que Cartagena está peor y se aproxima al 30%». La crisis se está haciendo más patente en el centro de las ciudades de Murcia y de Cartagena. En las calles comerciales hay un elevado número de establecimientos vacíos, mientras que otros muchos están liquidando sus existencias para bajar la persiana. En los primeros meses de la crisis desaparecieron los comercios más recientes. Sin embargo, después del verano están anunciando su cierre tiendas con varias décadas de existencia. Carmen Piñero asegura que ni siquiera tras la crisis de 2008 «se vieron tantos locales vacíos en las calles del centro».

Según sus cálculos, las ventas han caído entre un 30% y un 40%, pero las empresas llevan nueve meses soportando los mismos gastos que tenían antes de que se desencadenara la pandemia, ayudadas exclusivamente por los créditos del ICO y las prestaciones para los autónomos por el cese de actividad. Además de las tiendas que ya han cerrado, al menos una de cada cuatro, hay otras muchas en proceso de liquidación, que han tirado la toalla ante la falta de perspectivas de cambio. Las malas expectativas se agravan con el cierre perimetral de los municipios de la Región, prorrogado por el Gobierno de López Miras para las próximas dos semanas. Carmen Piñero explicó que los comerciantes «están viendo hasta dónde aguantan», con las esperanzas puestas en la campaña de Navidad. «Gente que lleva muchos años se está viendo obligada a cerrar», se lamentó.

Entre las empresas que están en fase de liquidación se encuentra Rumbo, la compañía murciana que también es propietaria de Cancha. La cadena va cerrando poco a poco sus zapaterías a medida que liquida sus existencias para hacer frente a las indemnizaciones de los 180 trabajadores, con los que negocia un ERE. Los centros comerciales tampoco han escapado al impacto de la crisis, como demuestra el cierre de las tiendas de El Corte Inglés e Hipercor en la galería comercial Myrtea, que bajaron la persiana el pasado 30 de octubre. Junto con las enseñas de la cadena española también han desaparecido muchos de los pequeños establecimientos del centro comercial.

En Cartagena el cierre de la tienda de Zara de la Calle Mayor, previsto para el próximo 30 de noviembre, muestra la crítica situación a la que se enfrenta el comercio local tras la desaparición de los cruceros. La Asociación Triángulo de Murcia, que está integrada por unas 65 empresas del centro de la capital, han creado una plataforma online con el objetivo de captar las ventas navideñas ofreciendo a sus clientes un servicio de reparto a domicilio. La presidenta de la asociación, Carmen Piñero, asegura que las empresas integradas en el nuevo portal informático se comprometen a servir los pedidos en un plazo de apenas dos horas, mediante un servicio de reparto. Añadió que el propósito de los comerciantes es «mimar» los pedidos para asegurarse de que llegan a los clientes en las condiciones que esperan. Según las previsiones de Piñero, la nueva plataforma de venta online echará a anchar en un par de semanas, con el fin de que permita «captar las ventas de Navidad», necesarias para enjugar los números rojos. La presidenta de Triángulo explicó que los clientes tendrán todo tipo de facilidades y podrán «utilizar los probadores si desean probarse las prendas».

También la Consejería de Empresa tiene en proyecto la creación de un portal de venta online que aspira a integrar las plataformas municipales existentes en este momento, que han sido promovidas por los ayuntamientos para apoyar al comercio local, tal y como avanzó La Opinión. La Consejería planteó su propuesta a los consistorios, las tres Cámaras de Comercio y las asociaciones de comerciantes para ayudar al pequeño comercio a competir con las grandes plataformas como Amazon.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook