27 de octubre de 2020
27.10.2020
La Opinión de Murcia
Covid

Regresan los controles policiales para vigilar el toque de queda

Guardia Civil y Policía Nacional vigilarán el cumplimiento de la restricción de movilidad por las noches y podrán poner sanciones estos primeros días si se desobedecen las órdenes

27.10.2020 | 04:00
Control de la Policía Local de Cartagena en la calle Alfonso XIII, anoche.

Con el estado de alarma aprobado y el toque de queda de 23.00 horas de la noche hasta las 6.00 horas de la mañana en la Región, los ciudadanos van conociendo poco a poco en las últimas horas bajo qué justificantes se puede salir de casa con la restricción de movilidad nocturna vigente. Frente a esto, para controlar que se cumple este toque de queda, estarán las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que velarán por el cumplimiento de las restricciones aprobadas por el Gobierno estatal el pasado domingo y también por el Ejecutivo regional. Tanto Policía Nacional como Guardia Civil estarán a las órdenes de lo que se dicte desde el Gobierno de Murcia y los controles policiales comenzaron a prepararse ayer mismo para vigilar la movilidad, tanto en la vía pública como en las conexiones por carretera.

Tal y como ocurrió tras la aprobación del estado de alarma en marzo y el decreto de confinamiento de toda la población, agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional e incluso el Ejercito tomó las calles para controlar que todas las medidas se cumplían. Este toque de queda no será muy diferente, según confirman fuentes policiales, en cuanto a controles de estos efectivos e incluso el consejero de Salud, Manuel Villegas, ya pidió este pasado fin de semana a la Policía Local de Murcia que fuera mucho más severa con los infractores, ya que, por ejemplo, en un solo día se llegaron a poner 400 sanciones por no llevar mascarilla o por no cumplir el aforo en locales.

Fuentes de la Delegación del Gobierno especifican que no existe un cierre perimetral de la Región y esta medida solo está implantada en los municipios de Abanilla, Fortuna y Totana, por lo que no se controlarán las entradas y salidas de vehículos a otras comunidades, solo las razones que llevan a una persona a desplazarse entre las 23.00 horas y las 6.00 horas, mientras existe el toque de queda. En los primeros días de esta limitación de movilidad por la noche se espera que los agentes policiales informen a los ciudadanos de que están incumpliendo la ley al circular por la calle sin un motivo justificado sin que se llegue a sancionar. No obstante, si se da la orden de que regrese al domicilio y la persona informada lo incumple reiteradamente, la Policía sí puede llegar a arrestar por desobediencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook