16 de octubre de 2020
16.10.2020
La Opinión de Murcia
Covid

La AUGC exige a Vélez el cierre del Cenajo como centro de inmigrantes

A los agentes que vigilan a los argelinos en cuarentena en el hotel del Noroeste "se les debe abonar las horas extras y la indemnización correspondiente a la dieta de manutención", solicitan desde la asociación

15.10.2020 | 18:26
Vehículo del Instituto Armado y sillas, en la puerta del establecimiento del Noroeste.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha solicitado al delegado del Gobierno en Murcia, José Vélez, «el cierre definitivo e inmediato del centro temporal de inmigrantes en el Hotel Cenajo y, mientras tanto, el refuerzo de plantilla y las mejoras de las condiciones de la prestación de la vigilancia», indican fuentes de la organización.

El Hotel Cenajo, en el Noroeste de la Región, es el establecimiento donde cumplen cuarentena los migrantes que en su momento dieron negativo en la PCR a la que se les somete a pie de puerto, pero que compartían patera con una persona contagiada con coronavirus. El protocolo marca que quienes estén infectados sean ingresados en un hospital de la Región, tengan o no síntomas, y que sus compañeros de barcaza sean aislados. Al no tener domicilio conocido en la Región, y tras protestas vecinales en poblaciones como Los Nietos o Murcia, se optó por llevarlos al Hotel Cenajo.

Sin embargo, esto afecta a los guardias civiles. Desde la asociación lamentan que aún se da «la situación de provisionalidad en el centro de inmigrantes ubicado en el Hotel Cenajo, lo que en un principio comenzó con carácter urgente y temporal se ha convertido hasta el momento en un centro definitivo y con ello se han perpetuado los problemas tales como falta de plantilla, instalaciones inadecuadas, horarios interminables y falta de seguridad».

Desde el punto de vista de la asociación profesional de guardias civiles decana de España, «si no se cierra este centro, hay que acometer una inversión económica en la construcción de infraestructuras con controles de acceso, salas de descanso, etcétera, que permitan prestar la vigilancia en condiciones adecuadas, sin pasar frío o calor o donde poder sentarse y descansar en las jornadas de diez horas».

«Al mismo tiempo sería preciso que la vigilancia la prestaran unidades comisionadas y preparadas tales como los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil (conocidos como antidisturbios) y que los guardias civiles de la zona continúen con las labores de seguridad ciudadana», destaca la organización, al tiempo que precisa que «en todo caso, mientras prestan servicio se deben desechar los turnos dobles de 18 o 20 horas al día, se deben abonar horas extras y la indemnización correspondiente a la dieta de manutención».

«Desde AUGC estamos seguros que estas lógicas y justas peticiones serán atendidas por el delegado del Gobierno como se merece el esfuerzo de los guardias civiles y no caerán en saco roto», resaltan desde este colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook