06 de junio de 2020
06.06.2020
La Opinión de Murcia
Webinar

La colaboración entre hospitales, clave en la gestión de la pandemia

El miedo del paciente a ir al hospital, las exigentes medidas de seguridad adoptadas o el incremento del uso de las herramientas de la telemedicina, algunos de los temas que trataron nuestros expertos en el webinar de LA OPINIÓN

06.06.2020 | 04:00
La colaboración entre hospitales, clave en la gestión de la pandemia
La colaboración entre hospitales, clave en la gestión de la pandemia

La previsión y la organización ante los diversos escenarios que pudieran presentarse, claves en los primeros momentos de la pandemia.

La OPINIÓN reunió este miércoles a cuatro expertos, directores de hospitales privados de la Región, para radiografiar el impacto de la crisis sanitaria provocada por la expansión de la Covid-19 en el sistema sanitario.

El webinar, moderado por la periodista especializada en salud, Ana García, contó con la presencia del Dr. Pedro Mateo, director médico de HLA La Vega, la Dra. Begoña Mora, directora médica del Hospital Mesa del Castillo, el Dr. Pedro Hernández, director gerente del Hospital de Molina y la Dra. Pilar Jiménez, directora médica de QuirónSalud Murcia.

Alerta sanitaria

En cuanto a la experiencia vivida en estos meses de alerta por el coronavirus, lo primero que resaltó el director médico de HLA La Vega, Pedro Mateo, fue que en esta emergencia sanitaria los profesionales han demostrado la fortaleza de sus valores de responsabilidad y profesionalidad, «ha sido muy difícil, pero son en estos momentos cuando debe demostrarse el verdadero valor de las personas y de las organizaciones».

Mateo Beltrí asegura que su centro vivió el inicio de la pandemia y del estado de alarma con una «relativa tranquilidad, evitando improvisaciones y proyectando una imagen de seguridad». El aspecto fundamental para combatir esta crisis fue adelantarse a los acontecimientos, «porque estábamos viendo lo que estaba ocurriendo en China y en Italia». HLA La Vega tuvo tiempo para prepararse para lo que finalmente llegó, «valorando posibles escenarios que en un principio parecían improbables, y eso nos ayudó a enfrentar la situación». Según el director médico, lo primero que se hizo fue crear un Comité de Crisis al más alto nivel de la compañía y también en HLA La Vega formado por la Dirección de Enfermería, la responsable de Prevención y Riesgos Laborales, y la Dirección y Subdirección Médica, «el gerente dio a este Comité la máxima responsabilidad en cuanto a la toma de decisiones», a la hora de implementar procedimientos y protocolos, que eran «flexibles y adaptados, con reuniones diarias para tomar decisiones en función de la evolución de la pandemia».

HLA La Vega afrontó la fase cero con un doble circuito en la zona de Urgencias, con los criterios clínico-epidemiológicos pertinentes, «en colaboración con Salud Pública, valorando la realización del PCR y derivando a los pacientes que detectábamos al complejo hospitalario Virgen de la Arrixaca en los primeros días». Mateo Beltrí aseguró que ya en esta fase cero diseñaron una respuesta para atender con todas las garantías a pacientes en su hospital, «fuimos previsores y creamos unas áreas de hospitalización por si se daba el caso»; después se hizo patente la llegada de un número muy importante de pacientes en todos los hospitales de la Región, «en ese momento tuvimos que implantar un doble circuito no sólo en Urgencias, también en hospitalización y UCI para atender a los pacientes en nuestro hospital».

Por su parte, la directora médica del Hospital Mesa del Castillo, Begoña Mora, arrancó su primera intervención explicando que la previsión y la organización ante la pandemia se hizo antes del estado de alarma, a primeros de marzo, «intentando adelantarnos a lo que se nos venía encima, con el doble circuito, la distancia de seguridad entre el personal, limitando los aforos en los vestuarios€». Lo más importante, para Begoña Mora, fue la coordinación que ha habido con el SMS y entre los hospitales y el personal sanitario, «que se ha comportado de una manera excepcional, colaborando en funciones que no les correspondían, a todas horas».

El director gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández, señaló que lo primero fue la formación del personal sanitario en los protocolos de protección frente a infecciones importantes como el coronavirus, «ya ocurrió con el Ébola o la gripe A, por lo que fue más una cuestión de recordarles cómo debían equiparse para evitar el contagio». A partir de ahí, el Hospital de Molina fue siguiendo los protocolos marcados por la Consejería de Salud Pública; el doble circuito en Urgencias, en planta, e incluso en Quirófano para evitar el riesgo de contaminación. «El primer paciente con Covid-19 que tuvimos no fue detectado en un principio en la encuesta epidemiológica», explicó Hernández que luego añadió que tanto el SMS como la Consejería comenzaron a derivar pacientes a su centro sanitario desde hospitales públicos y residencias, «y llegamos a tener hasta 29 pacientes hospitalizados».

Pilar Jiménez, directora médica de QuirónSalud Murcia, inició su intervención señalando que ante la incertidumbre que se generó con los primeros casos detectados en el origen de la pandemia y que conoció a través de la sanidad pública y los medios de comunicación, «como en otros hospitales, tuvimos la previsión de prepararnos ante diferentes escenarios; comenzamos por la formación de profesionales y el acopio de EPIS ante el probable aumento de la demanda y su baja disponibilidad si la pandemia se expandía tal y como ocurrió».

Una vez que se declara el estado de alarma, QuirónSalud siguió al pie de la letra las directrices de Salud Pública «y de la mano de ellos fuimos implementando todos los protocolos, y los circuitos para asegurar una asistencia sanitaria segura a nuestros pacientes; hubo que mantener una estructura y una organización para seguir ofreciendo la asistencia urgente y preferente en las áreas de Urgencias, Hospitalización, Quirúrgica, y también en Consultas Externas para facilitar esa opción asistencial que no se podía dar de manera presencial pero sí de manera telemática, o a través de la telemedicina, estas herramientas se pusieron en marcha en un tiempo récord». La doctora Jiménez también destacó la interacción con los hospitales de QuirónSalud en Madrid y Barcelona, una experiencia que les ha enriquecido tanto a nivel organizativo como asistencial.

Adaptación en tiempo récord

Tras señalar la moderadora que la adaptación de todos los cambios se llevó cabo en un tiempo récord, Pedro Mateo afirmó que eso ha sido posible gracias al esfuerzo, la dedicación y al excelente comportamiento de todos los trabajadores, que se han adaptado a las situaciones cambiantes y puso como ejemplo que «en una UCI que tenemos, con 9 puestos y 7 respiradores, tuvimos que montar 20 unidades críticas para pacientes que precisaran cuidados intensivos». En el quirófano, según el director médico de HLA La Vega, hubo que acompasar una reducción de la actividad quirúrgica, sólo para cirugía urgente y preferente no demorable, «a la vez que teníamos que tener quirófanos preparados para el Covid; además, los paritorios obviamente seguían trabajando».

HLA La Vega tiene cerca de 200 urgencias diarias y durante los días de crisis sanitaria disminuyeron hasta unas 30, «esos casos eran verdaderamente urgentes, por lo que tuvimos que establecer el doble circuito y cuatro circuitos de Urgencias para pacientes adultos y pediátricos; una situación sin precedentes que conseguimos llevar a término».

Con respecto a las razones que evitaron el colapso en los servicios de Urgencias, el doctor Hernández Jiménez explicó que ha sido gracias a la colaboración ciudadana pero también por el miedo a contagiarse; «de hecho, a día de hoy las Urgencias no están reestablecidas, de 150 de media pasamos a tener 20 y ahora estamos en unas 50, y es por ese miedo al contagio, que considero infundado porque tenemos una seguridad tremenda, desde el montaje del triaje en cualquiera de las puertas del hospital, de tal manera que se detecta a cualquier paciente que pueda tener Covid-19, tanto por la toma de temperatura, como por las preguntas que se le hacen para descartarlo, y por el efecto disuasivo que tiene todo este sistema».

Según la doctora Mora, «cada vez hay menos miedo, y al igual que para tomar un café, nos sentimos cada vez más seguros en un centro sanitario». Además, añadió que quizá es el momento de aleccionar y recordar a los ciudadanos que deben acudir a Urgencias, «cuando realmente tengan una urgencia», y utilizar la Atención Primaria cuando sea necesario. «Es más, los pacientes con patologías crónicas deben acudir y hacer sus controles, porque si no, dentro de unos meses, vamos a ver decompensaciones», sostiene Mora.

La directora médica de QuironSalud destacó que su Grupo «es la única compañía del sector sanitario entre las 20 empresas con más compromiso social ante la pandemia del Covid-19, según un informe elaborado por el 'Monitor Merco'». Por otra parte, Pilar Jiménez informó que QuirónSalud ha atendido al 13% de los pacientes de Covid-19 hospitalizados en España.

«Es importante que los pacientes perciban seguridad, y para ello el hospital ha implementado unos medios para que puedan acudir con las máximas garantías», sostuvo la directora. En ese sentido, considera que los circuitos para diferenciar la atención urgente ginecológica, la de adultos, y la pediátrica han proyectado esa confianza. Según la doctora, durante las primeras fases de la pandemia, la asistencia ginecológica, obstétrica o pediátrica se mantuvo en el tiempo gracias a esos circuitos. Con las herramientas de la telemedicina, Jiménez entiende que se puede hacer un cribaje de las patologías que pueden preocupar a los pacientes, y que con ese contacto con los profesionales se redujeron sus niveles de incertidumbre y evitaron su desplazamiento a Urgencias.

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Mateo: «Nos hemos adaptado para dar lo mejor a la sanidad regional»
Director médico de HLA La Vega

Me gustaría dar el pésame a los familiares de los fallecidos durante la pandemia. Durante varias semanas los profesionales sanitarios fuimos el único enlace entre los pacientes y sus familiares, viviendo momentos muy duros. Quisiera agradecer la capacidad de trabajo en equipo y el valor humano de las personas que componen nuestros hospitales. He visto a mis compañeros trabajar con responsabilidad y dando lo mejor de sí mismos para hacer frente a esta enfermedad. Esta situación ha reforzado nuestro sentimiento de pertenencia como organización y estoy profundamente orgulloso de nuestros profesionales, en todas las áreas, tanto asistenciales como administrativas, limpieza, mantenimiento, hostelería... Nos hemos adaptado a lo que la pandemia no exigió para aportar todo lo que estaba en nuestra mano a la sanidad regional y nacional.

Me gustaría quedarme con lo positivo, agradecer a la Consejería y al director de Salud Pública su gestión. No es casual que en este momento la incidencia en la Región sea mucho menor y ha sido por una excelente colaboración entre la Unión Murciana de Hospitales, por el trabajo conjunto del sector público y privado y por la responsabilidad de la ciudadanía.

Mora: «Le pido a los murcianos que no bajen ahora la guardia»
Directora médico de Mesa del Castillo

Agradezco la colaboración entre todos los hospitales públicos y privados de la Región de Murcia; se han comportado como una sanidad única, nos necesitamos todos, y aunque a veces parece que somos competencia ante un paciente privado, a la hora de trabajar juntos, hemos sabido hacerlo en todo momento, en colaboración siempre con la Consejería de Sanidad y con el Servicio Murciano de Salud, siempre a su disposición, a cualquier hora.

Todos hemos estado ahí apoyando. En Murcia se han hecho las cosas bien y tenemos que seguir haciéndolo bien. No nos podemos relajar, tenemos que seguir con las medidas de seguridad, con las utilización de las mascarillas, con el lavado de manos, con la distancia de seguridad, con el gel hidroalcohólico, porque hemos hecho todos un esfuerzo grandísimo de un día para otro, con las medidas de seguridad y con el cambio de todos los protocolos, haciéndolos claros y concisos.

Y quizas... No sé si estamos preparados ahora mismo para un repunte, tanto físicamente como psicológicamente; no sólo nosotros sino todo el personal del hospital. Por eso le pido desde aquí a todos los murcianos que sigan comportándose igual de bien, que no bajen la guardia en estos momentos, que nos sigan ayudando para llegar al final de la crisis que todos queremos.

Hernández: «Si alguien ha gestionado bien, ha sido la Región»
Gerente del Hospital de Molina

Como presidente de la Unión Murciana de Hospitales y Clínicas (UMCH), y no sólo como gerente del Hospital de Molina, suscribo todo lo que ha dicho Pedro Mateo. Es verdad que ha habido una colaboración tremenda entre hospitales públicos y privados, no éramos públicos o privados, sino hospitales con una única sanidad; estoy convencido de que gracias a esa unión y esa colaboración, todo ha ido mejor.

Felicito a la Consejería de Salud por la gestión que ha hecho de la crisis, han actuado increíblemente bien de tal manera que hemos tenido pocos casos; si alguien ha gestionado bien esta pandemia, ésa ha sido la Región de Murcia y nosotros nos podemos sentir orgullosos, tanto hospitales como centros sanitarios, incluyendo a los centros de diagnóstico que hay dentro de las instalaciones hospitalarias que han trabajado muy bien, y siguiendo siempre todos los protocolos.

Me quedo con esta positividad, pero pese a que los datos comparativos con respecto a otras comunidades autónomas son buenos, 149 personas fallecidas a día de hoy son muchísimas, demasiadas vidas truncadas, demasiados sentimientos y frustraciones familiares, por lo que doy el pésame y mis condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos.

Jiménez: «Vamos a utilizar este aprendizaje para ser mejores»
Directora médica de Quirónsalud

La clave ha estado en la organización, la colaboración y la alineación con la sanidad pública. Hemos puesto todos los recursos a disposición de la Consejería y hemos seguido todas sus directrices para conseguir que la incidencia en la Región fuera baja, y que todas las asistencias se haya solventado de una manera aceptable. Las pérdidas humanas, incluyendo las de los profesionales de la sanidad, dejarán su huella en las familias y en el colectivo sanitario. Tendrán repercusiones psicológicas y necesitaremos tiempo para recuperarnos. Han sido meses muy intensos, pero hemos obtenido esa sensación de que este trabajo sirve y que al final da sus frutos. Quirónsalud ha demostrado una vez más que es la compañía sanitaria que lidera la responsabilidad social frente a la Covid-19.

Quiero agradecer a los murcianos el comportamiento ejemplar que han tenido y dar el pésame a las familias que han sufrido la pérdida de un familiar. Seguimos aquí para hacer el seguimiento y continuar la asistencia de los afectados. Creo que hemos aprendido mucho y ese aprendizaje lo vamos a utilizar para ser mejores y para estar preparados en el caso de que haya un rebrote, o llegue otra pandemia que ponga en jaque a la sanidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído