23 de febrero de 2020
23.02.2020
Social

Mediadores a la carta en la Región de Murcia

El Punto Neutro de Promoción de la Mediación ha creado una bolsa de intermediarios en la Región para que sus habitantes puedan acceder a estos profesionales a través de Internet

23.02.2020 | 04:00
Mediadores a la carta en la Región de Murcia

Los mediadores de la Región de Murcia llevan años con el objetivo de conseguir que una mayor parte de la ciudadanía conozca su servicio y acuda a ellos para la resolución de conflictos. Dentro de las iniciativas que organizan para lograr esa meta, el pasado 21 de enero el Punto Neutro de Promoción de la Mediación (PNPM) presentó una nueva web que les hace más accesibles y facilita su contratación. Se trata de la Bolsa de Mediadores (www.mediadoresmurcia.com), una base de datos en la que, de manera fácil e intuitiva, los usuarios pueden localizar a estos profesionales a través de diferentes criterios de selección (por temática, zona geográfica, por entidad, etc.). Además, al pinchar sobre el intermediario que aparezca en la búsqueda, el cliente encuentra una ficha completa con todos los datos del mismo, así como la forma de contactar con él.

«Nuestra mayor inquietud con la bolsa es promocionar la mediación extrajudicial, que nuestro servicio sea más accesible para que los clientes lo contraten desde el inicio del conflicto y se puedan evitar llegar al juzgado», explica Natalia Carreres, integrante de la Asociación Mediacción y una de las personas que forma el grupo de trabajo que ha impulsado la base de datos. Lo completan Ana Ros, del Colegio de Abogados; Delia Fernández, que representa a Spatium Soluciona; Roberto Delmás, del Colegio de Abogados; y María Luisa González, magistrada y coordinadora del PNPM. La bolsa cuenta con la implicación y el patrocinio de un largo listado de asociaciones y colegios profesionales. «Todo el que cree en la mediación está ahí», señala Ana Ros, quien destaca que «en la Región de Murcia hay muy buenos mediadores».

Desde su experiencia, la letrada Ros cuenta que algunos clientes tienen «cierta desconfianza» a la mediación en el sentido de que las partes no cumplan con lo acordado como sí lo harían en el caso de que la sentencia de un juez lo ordenara, pero aclara que no es así: «Lo acordado con el mediador tiene valor de sentencia, no es papel mojado, se homologa a través de un notario o elevándolo a escritura pública».

Los implicados, los responsables

Por su parte, Delia Fernández destaca que con la Bolsa de Mediadores los implicados en un conflicto pueden tomar las decisiones por sí mismos desde un principio, empezando por elegir qué tipo de profesional (abogado, psicólogo, trabajador social...) quieren que haga de conciliador. «De esta forma no tienes por qué acudir a un tercero para que te diga lo que tienes que hacer como ocurre en un procedimiento judicial», afirma Fernández, quien añade que «es una manera de hacer a la gente responsable de sus propias disputas».

La presidenta de Spatium Soluciona pone de relieve otras ventajas: «La mediación va a prevenir situaciones de mayor guerra y hay menos desgaste emocional, ya que el proceso de resolución del problema no se va a dilatar tanto». La media de sesiones necesarias para solucionar el enfrentamiento se sitúa en cuatro o cinco encuentros. Se alargan más los conflictos de familia o empresa familiar y de herencia, aquellos que cuentan con más connotación afectiva. Por otra parte, suelen ser más sencillos los de tipo civil.

Garantías

Según datos arrojados por el PNPM, siete de cada diez conflictos de los que se hace cargo la mediación se resuelven. «Nos ha llegado a pasar que un problema de herencia que comenzó en 1996 y se ha dilatado hasta 2016 lo hemos solucionado en tres sesiones», comenta Natalia Carreres.

Para asegurarse de mantener esos buenos resultados, han querido que en la Bolsa de Mediadores no apareza cualquier profesional, sino aquellos que previamente estén inscritos en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia. «Exigiendo que pertenezcan a un colegio o a una asociación de mediación, garantizamos su legalidad y profesionalidad porque cada institución se hace cargo de ellos», expone Delia Fernández.

En cuanto al precio que puede acarrear un proceso de este tipo, Ana Ros afirma que «suele salir más barato que ir por el juzgado», aunque depende porque se cobra por sesiones. «Un proceso contencioso cuesta de base 1.700 euros más IVA, mientras que llegar a un acuerdo con un intermediario unos 1.000-1.200»; informa. Todo depende de lo que se alargue el problema, aunque especifica que un buen profesional siempre procura que sea lo menos posible.

La mediación es una fórmula muy usada en otros países y, aunque reconocen que en la Región de Murcia «cada vez se acude más a ella, sobre todo la gente joven», aún «queda un largo camino que recorrer» y por ello esperan que la Bolsa de Mediadores sea el impulso que necesitan.

Los miércoles, actividades para llegar al público

El Punto Neutro de Promoción de la Mediación, en colaboración con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Murcia, ha diseñado un ciclo de tertulias denominado Miércoles de Mediación con el que se persigue acercar su labor a los murcianos. Se trata de una serie de actividades que se celebran los primeros miércoles de cada mes desde 2018 en el auditorio del Museo de los Molinos del Río. La próxima cita será el 6 de marzo, cuando tendrá lugar la charla 'Compliance, Derecho colaborativo y mediación concursal'; mientras que el 3 de abril habrá un cine-coloquio: 'La ruptura de pareja. Debate sobre la Mediación Familiar'.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook