19 de febrero de 2020
19.02.2020
Maltrato animal

Denuncian a un vecino de Fortuna por dejar morir a cuatro galgos en un pozo

Dos de ellos perdieron la vida por ahogamiento y otro por heridas craneales

19.02.2020 | 10:32
Agentes de la Guardia Civil examinan el cuerpo de uno de los galgos.

Un vecino de Fortuna de 54 años y nacionalidad española ha sido denunciado por la Guardia Civil por un presunto delito de maltrato animal tras el hallazgo en un aljibe de cuatro galgos muertos, dos de ellos por ahogamiento y un tercero por heridas craneales, ha informado este miércoles la Guardia Civil.

La investigación se inició cuando una asociación protectora de animales, dedicada al rescate de perros de las razas galgo y podenco, denunció ante la Guardia Civil el hallazgo de los cuatro canes muertos en el citado depósito de agua de una finca abandona situada en Fortuna.

Especialistas del Servicio de Protección de la Naturaleza iniciaron una investigación para localizar a los animales y determinar las causas de su muerte, así como para averiguar, en todo caso, por qué habían sido depositados en el aljibe sin las correspondientes medidas higiénico sanitarias exigidas para la inhumación de animales.

Las pesquisas practicadas resultaron positivas con el hallazgo de los cuerpos en un depósito en desuso, de los utilizados para recoger y conservar el agua, ubicado en el interior de una vivienda en estado de abandono.

Tras la obtención de distintos vestigios en el lugar de los hechos y recabar el correspondiente informe forense veterinario, los agentes del Seprona determinaron que dos de los galgos habían muerto por ahorcamiento y otro de ellos como consecuencia de diversas contusiones en el cráneo.

La investigación desarrollada a continuación culminó con la identificación de un hombre, vecino de Fortuna, al que le han sido instruidas diligencias como presunto autor de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos por maltrato animal.

Según la Guardia Civil, el delito de maltrato animal se encuentra recogido en el Código Penal, que lo define como el hecho de maltratar injustificadamente a los animales, mediante cualquier medio o procedimiento, causándoles lesiones que menoscaben gravemente su salud y está castigado con penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Con el objetivo principal de concienciar a los ciudadanos para que promuevan las medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales domésticos, así como a que denuncien aquellas conductas contrarias al bienestar animal de las que tengan conocimiento, la Guardia Civil inició en julio de 2017 la campaña #YoSiPuedoContarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído