03 de febrero de 2020
03.02.2020
Salud

Las consultas telemáticas permiten reducir en casi un 50% las visitas al cardiólogo en la Región de Murcia

El proyecto 'CarPriMur' funciona en todas las áreas de salud y logra agilizar los diagnósticos y el tratamiento precoz en patologías cardíacas

02.02.2020 | 18:35
El consejero de Salud, Manuel Villegas, participa en Mula en la I Actividad Comunitaria CarPriMur.

El proyecto 'CarPriMur' que desarrolla la Consejería de Salud ha logrado reducir cerca de un 50 por ciento las consultas presenciales de Cardiología. La puesta en marcha de consultas telemáticas gracias a esta iniciativa mejora drásticamente el acceso al cardiólogo y evita desplazamientos innecesarios a los pacientes.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, ofreció estos datos en su visita a la 'I Actividad CarPriMur' que se desarrolló en Mula a lo largo de la jornada de ayer para promocionar estilos de vida cardiosaludables. El titular de Salud destacó la rapidez de respuesta por parte de los cardiólogos, ya que «el 85 por ciento de las consultas telemáticas fueron atendidas en menos de 72 horas y hasta un 67 por ciento en menos de 24 horas, cuando antes el primer contacto con Cardiología podía tener lugar entre uno y tres meses después de la petición».

Esta rapidez en la valoración de los pacientes por los cardiólogos es especialmente importante en patologías como el infarto de miocardio, la fibrilación auricular y la insuficiencia cardiaca, puesto que permite el diagnóstico y el tratamiento precoz, evita visitas a urgencias, hospitalizaciones y previene complicaciones derivadas de una asistencia médica tardía.

'CarPriMur', que se inició a finales de 2017, ya está presente en todas las áreas de salud de la Región. Desde el punto de vista asistencial, los cardiólogos se desplazan a los centros de salud y también se ha puesto en marcha un sistema de interconsulta no presencial con el que ya cuentan la mayoría de centros de salud de la Región y se cubrirán al cien por cien.

Se trata de un proyecto basado en el uso de nuevas tecnologías que conlleva la puesta en marcha de consultas telemáticas con posibilidad de trasmisión de imágenes y electrocardiogramas digitales, sin necesidad de que el paciente tenga que desplazarse al especialista.

Además, los cardiólogos realizan visitas a los centros de salud en las que se discuten los casos y se dan respuestas consensuadas a los problemas cardiológicos que surgen en el día a día del médico de familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook