23 de agosto de 2019
23.08.2019
Judicial

Viola durante 7 años al hijo pequeño de su esposa en Murcia

El sujeto, murciano de 37 años, llevaba al menor a su agencia de viajes y ahí le ponía porno y abusaba de él

23.08.2019 | 12:25
Fachada de la Audiencia Provincial de Murcia.

Las agresiones sexuales tuvieron lugar desde que el menor tenía 8 años y hasta que cumplió 15. El violador, que tiene ahora 37 años, ha sido condenado a pasar una década y seis meses entre rejas. Y tendrá que indemnizar a su víctima con 40.000 euros por los daños morales producidos.

El sujeto, nacido en Murcia, contrajo matrimonio con su esposa cuando el hijo de esta tenía 8 años. Y, cuando se quedaba a solas con él, lo sometía a distintas vejaciones, apunta la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia que lo ha condenado. Obligaba al niño a que lo masturbase. Lo penetró analmente varias veces. Le dijo que, si se lo contaba a alguien, haría daño a su madre.

Los ataques pasaban en el domicilio familiar, cuando la mujer no estaba, y en la agencia de viajes donde trabajaba el sujeto: allí se llevaba al menor por las tardes a que hiciese los deberes. Y lo que hacía, se lee en el relato de hechos probados, era obligarle a ver porno. Luego le atacaba.

Una vez la madre tuvo que ser ingresada en el hospital. El hombre aprovechó entonces para poner una película porno al niño y volver a violarlo.

El pequeño finalmente lo contó todo a su madre y a su abuela materna, en casa de esta última. El pequeño no dio detalles, pero lo soltó y se puso a llorar. La madre, horrorizada, fue a su domicilio y echó al violador de ahí. «Has tocado a mi hijo», le gritó. El individuo se fue. Luego la madre denunció los hechos.

La madre explicó luego que no tenía duda alguna del testimonio de su hijo, el cual llegó a contarle detalles sexuales íntimos del adulto: por ejemplo, que se masturbaba con un calcetín. Una cosa que a ella, cuando tenían relaciones sexuales, también le había pedido.

La víctima todavía sufre un trastorno de ansiedad y depresión por todo lo que ha padecido.

Ahora hay sentencia. Diez años y seis meses en prisión. Cuando salga, tendrá que estar siete años más en régimen de libertad vigilada. Y durante un lustro no podrá acercarse a su víctima ni comunicarse con ella por medio alguno. Se le condena por un delito continuado de abuso sexual sobre menor de 13 años, con la agravante de prevalimiento de superioridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook